Browsing Tag

NUTRICIÓN

Sin categoría

Qué comer para concentrarte más

El día avanza y tú ¿sientes que empiezas a perder foco de las cosas? conforme pasan las horas ¿te cuesta más concentrarte? Uno de los principales problemas por los que empezamos a perder atención es la comida.

Te contamos de 6 alimentos que pueden darte esa ayudadita que necesitas para terminar perfecto tu día:

Avena

Desayunarla te ayudará con la memoria de corto plazo durante todo el día. Es baja en calorías y te da una mayor sensación de saciedad lo que hará que tengas menos antojos durante el día.

Moras Azules

Los antioxidantes en estas moras impulsan la memoria al activar las enzimas que protegen a tu cerebro. Incluso hay algunos estudios que aseguran que ayudan a la memoria de largo plazo y que ayudan a prevenir enfermedades como el Alzheimer y Parkinson.

Salmón

Los omega 3 que contiene el salmón refuerzan el funcionamiento de tu cerebro y ayudan a la concentración. También se sabe que el salmón ayuda con la depresión y reduce los riesgos de un ataque al corazón.

Aguacate

Las grasas saludables del aguacate ayudan al funcionamiento de tu cerebro y aumentan tu habilidad de concentración. Es además buenísimo para perder grasa en el abdomen ¿no lo aman?

Té verde

El té verde contiene cafeína que te ayudará a enfocarte mejor. Además no olvides que es muy rico en antio que ayudan a combatir los radicales libres.

Chocolate oscuro

¡Sí! ¡Chocolate! Es un estimulante natural que además de satisfacer tus antojos de azúcar te ayuda a concentrarte. Sus estimulantes naturales son parecidos a la cafeína. Una pequeña porción hacia el final del día es genial.

Sin categoría

La comedera emocional

Cuando se dice que “comes emocionalmente” se trata de una manera de compensar emociones negativas, como enojo, miedo, ansiedad, tristeza, soledad, nervios, estrés, etc.

Cuántas veces no hemos cortado con el novio y luego luego al helado, el chocolate, etc. o nos sentimos ansiosas o nerviosas y nos comemos todo lo que nos ponen enfrente.

Ahí es cuando nuestras emociones están controlando nuestra manera de comer y debería ser al revés, comer de más y cosas que engordan o nos caen pesadas solo nos hará sentir peor. Es como una cruda de comida.

A todas nos ha pasado alguna o algunas veces, no es lo peor del mundo, nos sentimos mal y tratamos de compensarlo con otra cosa, es humano, pero si crees que te pasa más seguido de lo normal, te dejamos algunos tips:

Anota lo que comes

Cuánto, a qué hora, la sensación que tienes en ese momento, qué estabas pensando y si realmente tenías hambre. Verás que vas a encontrar qué sentimiento o causa te llevó a cada comida.

Apóyate en más personas

Siempre es bueno decirle a tus amigas o hermanos, si me ven comer algo así o portarme así, por favor díganmelo, se que no es bueno y lo hago inconsciente. La gente que te quiere lo hará con gusto y sin juzgarte, pero desde fuera ellos pueden estar más alerta que tú.

Elige la comida que tienes en casa

Si al ir al súper compras solo cosas saludables y nutritivas, cuando vengan estos episodios no vas a poder recurrir a la comida chatarra y azucarada.

Has más ejercicio

Baja el estrés, produce químicos que suben el ánimo y te hace querer comer más saludable. Cuando quieras comer, mejor sal a correr.

Busca ayuda profesional

Enfócate en resolver esas situaciones que te tienen tensa y no las compenses con comida, que solo hará que te sientas peor y no enfrentes el verdadero problema. A veces no podemos solas y eso también es de lo más natural, el punto es que no hagas peor la situación haciéndote daño tú y sintiéndote culpable.

Sin categoría

Qué comer para estar guapísima

No hay muchas cosas que se pueden cambiar de un día para otro, pero con cambios pequeños que hagas especialmente en tu alimentación harán que mejore tu piel. En pocos días empezarás a notar que el cómo cambia para bien si incluyes en tu dieta estos alimentos para conseguir una piel bella, hidratada y llena de vida.

Naranjas y Mandarinas: ayudarán a incorporar vitamina C que combate arrugas, sintentiza el colágeno y también es antioxidante.

Fresas: purifican y limpian la piel, hacen que las imperfecciones desaparezcan. La melanina previene las manchas, pecas y acné.

Frambuesas y Arándanos: son las frutas que más antioxidantes poseen, por lo tanto no solo previenen enfermedades sino que mejoran la memoria, rejuvenecen y mantienen una piel tersa y suave sin que el paso del tiempo afecte significativamente.

Verduras verdes: llenas de silicio que ayuda a la elasticidad y previene la aparición de estrías y arrugas prematuras.

Espinacas: contienen grandes cantidades de fibra, vitaminas, antioxidantes y minerales como el hierro, que ayudan para el crecimiento del cabello y lo fortalecen.

Zanahorias: Ricas en vitamina A mantienen una piel sana además de favorecer la pigmentación al broncearla ¡nos dan ese colorcito envidiable!

Manzanas: Al contener aminoácidos y arginina ayudan al crecimiento muscular y a reparar los tejidos. Contiene el calcio, hierro, magnesio, nitrógeno, fósforo y potasio que necesitamos para nutrir la piel y mantenerla en muy buen estado.

Nueces: Son muy ricas en vitamina E y ácidos grasos omega 3, así como también, en proteínas de origen vegetal, fibra y muchos antioxidantes que protegen la piel de las agresiones del clima, previniendo las irritaciones y mejorando la hidratación de la piel.

Jitomates: Llenos de vitamina A y otros nutrientes que sirven de “barrera natural” que ayuda a la piel en el combate a los rayos UV.

Sin categoría

Alimentos orgánicos y su efecto en el medio ambiente

Los alimentos orgánicos (pueden ser animales o vegetales) son los que se cultivan o alimentan naturalmente, sin pesticidas, hormonas o fertilizantes. Siempre estamos escuchando que todo lo que sea orgánico es mejor para la salud y el medio ambiente.

Son alimentos más caros porque se producen en ambientes especiales y en menor cantidad, pero si quieres mejorar tu nutrición y también hacer algo por el medio ambiente, vale la pena consumirlos de vez en cuando. Es un poco como regresar a los alimentos súper naturales con los que crecieron nuestros padres o abuelos.

 

Tienen más nutrientes

En teoría, estos alimentos pueden ser hasta 50% más nutritivos que los que no lo son, así podríamos tener un organismo más fuerte y resistente.

 

Tienen más sabor

Intenso no quiere decir que sepan mucho, si no que saben realmente a lo que son. Se ven menos lindos que lo que ves en el súper comúnmente pero saben más rico y natural. Eso sí, deben consumirse pronto porque no tienen conservadores ni están modificados para durar mucho tiempo en tu refri.

 

Y si no fuera suficiente… ¡cuidas también el medio ambiente!

Los pesticidas y otras formas de cultivar dañan el suelo y contaminan con químicos por años la tierra y el aire. Los animales no son alimentados con hormonas y esas cosas.

 

Es de risa pensar que ahora lo más natural es más caro que lo modificado genéticamente, pero en este mundo donde ya muchas cosas son artificiales, esos productos son más escasos. Es posible que a mayor consumo de estos alimentos puedan ir bajando de precio con el tiempo y regresemos más a lo sencillo y natural.