WELLNESS

4 Beneficios Del Ejercicio En Tu Salud Mental

Al comenzar cualquier tipo de actividad física pensamos inmediatamente en bajar de peso, tonificar nuestros músculos, aumentar nuestra masa muscular o mejorar nuestra composición corporal.

Lo cierto es que al realizar cualquier ejercicio, no sólo entrenamos nuestro cuerpo, sino también nuestra mente. Es por eso que si ya practicas alguna actividad, sientas satisfacción, menos estrés y logres desconectarte de tu rutina diaria mientras te ejercitas y luego de haber terminado.

 

Existen diversos ejercicios capaces de adaptarse a los gustos de cada persona. Si eres una persona activa, te recomendamos correr, nadar o montar bicicleta. Incluso si no lo eres puedes probar con las anteriores o puedes caminar, trotar y bailar.

Hacer ejercicio = más felicidad

Según los estudios, cuando haces ejercicio aumentan dentro de ti los niveles de endorfinas y serotonina.

La endorfina es la encargada de producir felicidad. Cuando haces actividades como bailar, correr y caminar, los niveles de la misma aumentan en la sangre. Son capaces de crear un estado de bienestar, mejorar tu humor y promover la calma.

A su vez, la serotonina cumple un papel estimulante. Cuando ésta es liberada en la sangre durante el ejercicio, te sentirás con mucha más energía y con ganas de dar aún más.

Por otra parte, la serotonina es la hormona que influye en el humor y la encargada de dar placer. Su principal función es regular la ingesta de alimentos, lo que te permitirá controlar los excesos y mantener un peso saludable.

Ambas están directamente relacionadas con la felicidad, por ende al realizar cualquier ejercicio te sentirás más relajado/a, con menos ansiedad y lo más importante: tendrás una sonrisa imborrable.

¡Mejora tu autoestima!

A diario solemos escuchar a personas quejándose porque no les gusta lo que ven cuando se miran al espejo y otras que aunque estén en excelentes condiciones físicas, no se sienten seguros de sí mismos.

Al hacer ejercicio buscas mejorar tu apariencia física, pero también debes buscar otros objetivos tales como: mejorar tu autoestima, ganar más salud y sentirte bien contigo mismo. No deben ser solo objetivos superficiales, debes ir un poco más allá.

Es importante que no busques ser como otra persona o perseguir un estereotipo. Debes aceptarte tal y como eres, siempre y cuando busques una mejor versión de ti mismo cada día.

El hecho de mejorar tu autoestima mediante el ejercicio te brindará más confianza y seguridad en ti mismo, podrás ir a la playa y no te dará pena estar en traje de baño, serás una persona más positiva y capaz de enfrentar la vida con una mejor actitud.

Retrasa el envejecimiento

¡Deja de usar cremas anti-edad y ejercítate! El ejercicio es tu mejor opción a la hora de retrasar el envejecimiento, ya que te hará sentir saludable por mucho más tiempo.

Durante la actividad física, tu cuerpo aumenta el nivel de oxigenación. Esto quiere decir que toda la sangre que circula por tu organismo se va limpiando poco a poco y elimina sustancias que podrían perjudicarte y/o enfermarte.

Al mismo tiempo, mejora la densidad ósea y previene fracturas (un cincuenta por ciento en hombres y un veinte por ciento en mujeres), situación a la que los adultos mayores están expuestos diariamente. Cuando haces ejercicio no sólo fortaleces tus músculos, sino también tus huesos; lo que te proporcionará una estructura más firme.

Más neuronas

Cuando haces ejercicio tu cerebro se convierte en una máquina de producción de neuronas, lo que se conoce como neurogénesis.

En otras palabras, el ejercicio te hace más inteligente. Tu capacidad analítica aumenta, puedes concentrarte mejor y por más tiempo.

Estudios han demostrado que las personas que hacen ejercicio tienen una mayor retentiva y pueden solucionar problemas con más facilidad que las personas sedentarias.

Puedes ver más beneficios del ejercicio para la salud mental en Nutrición Sin Más.

¿No te gusta sudar? Haz yoga o meditación

Existen personas a las que la idea de hacer ejercicio, sudar, estropear su secado de peluquería y uñas, no les llama la atención.

Sin embargo, esto no es una excusa válida para dejar de ejercitarte.

El yoga es el conjunto de ejercicios físicos y mentales que te ayudarán a perfeccionar tu cuerpo y a que logres una armonía entre tu cuerpo, su lado espiritual y el espacio que lo rodea.

Cuando practicas yoga te relajas, dejas a un lado el estrés y la ansiedad, te permite mejorar tus relaciones con los demás, entre otros beneficios.

Por otra parte, la meditación es básicamente un entrenamiento para la mente y el corazón, donde sentirás más conciencia acerca de las experiencias que vives día a día.

Si bien no quemarás las mismas calorías que con una actividad de alta intensidad, pero de igual forma tonificarás tu cuerpo y te verás más definido. ¡No hay excusas, ejercítate!

You Might Also Like

Previous Story
Next Story

Deja un comentario