Sin categoría

No creas que el acoso callejero no es grave

Desde que somos pequeñas estamos acostumbradas a consejos como “cuida como te vistes” y “date a respetar” pero hasta hoy es muy poco común escuchar que a los niños se les dé el mismo consejo, porque no cambiar el famoso “date a respetar” por un: “hijo, respeta a las mujeres sin importar las circunstancias”. Sin dudarlo creemos que educar a todos en el respeto es mucho mejor que educar a algunos a cuidarse de los demás.

Todos tenemos distintas maneras de contribuir a mejorar nuestro entorno, pero  si todas nuestras acciones estuvieran regidas por los principios básicos del respeto y la empatía, sin duda este mundo sería un lugar muy diferente y mejor, esta semana trataremos de hacer un poco de consciencia de lo mucho que como hombres y mujeres podemos hacer para fomentar el respeto a las mujeres en la vía pública.

f1

  1. Recibir piropos en la calle es agradable

No importa las circunstancias una mujer nunca le parece agradable que un hombre (o grupo de hombres) que no conoce, lance opiniones acerca de nuestro aspecto o de lo mucho que le atraes; nadie tiene derecho a hacernos comentarios o expresiones irrespetuosas, degradantes y sexuales acerca de nuestro cuerpo; créenos, nunca nos vamos a detener en la calle a darte nuestro número de teléfono.

f2

  1. Deberíamos agradecer que alguien nos preste atención

Los hombres no hacen un favor cuando deciden faltarle al respeto a las mujeres de esta manera, pues no estamos por la vida pidiendo opiniones acerca de lo bien o mal que nos vemos, créeme no es necesario tu opinión, ni tus silbidos.

f3

  1. Las mujeres buscan ese tipo de atención

Las mujeres no nos vestimos para ti, a menos de que seas nuestra pareja no pensamos ni un momento en parecer agradable a la vista de los hombres que se cruzan por nuestro camino, nuestra elección de vestuario únicamente está en función de sentirnos bien y no tienes derecho a opinar sobre nuestro cuerpo.

f4

  1. No es para tanto

No seas exagerada, ni que te hubiera golpeado, aunque eso es verdad, estos comentarios y actitudes, solo nos lleva al peligroso punto de normalizar la violencia contra las mujeres, y si piensas lo contrario y eres hombre ¿Cuántas veces has salido de casa pensando en que calles no transitar y que ropa no utilizar para no recibir faltas de respeto?

f5

  1. Si no quieren esa atención que se vista decente

Una cosa es segura, no importa que estés usando, la falta más corta o el pants más holgado, de cualquier manera te encontraras con esos hombres que disfrutan molestando y acosando a cuanta mujer se atraviese en su camino, si eres de ese tipo de hombres ten cuidado, si no miras bien, tu próximo “piropo” puede estar destinado a tus hijas, hermanas o esposa.

f6

 

  1. Es un pretexto más de feminazis para llamar la atención

El acoso callejero es un problema verdadero, y si piensas que eso no es cierto, ¿Alguna vez le has preguntado a una niña de primaria o secundaria si ha recibido este tipo de faltas de respeto? El que un hombre haga comentarios, expresiones e insinuaciones sexuales a niñas y mujeres, es un tema que asusta y que por ningún motivo puede estar justificado.

f7

  1. Es mejor no decir nada

El quedarnos en silencio y aguantar estas faltas de respeto solo da más poder a nuestros agresores, y normaliza la situación, por eso si ya no estas dispuesta a quedarte callada, lo primero es revisar que te encuentras en una zona segura donde alguien pueda auxiliarte en caso de que la situación se complique, después camina segura y dile de manera clara asertivas y potente lo desagradable que te parece su actitud. Tendrá un resultado desconcertante y muy efectivo.

f8

Todos y todas podemos exigir respeto y hacernos escuchar. Si ves que alguien sufre acoso, ¡no te quedes callado! Ayudará a que la víctima se sienta acompañada, a que el agresor sepa que su conducta está mal y a mostrar lo negativo de esta práctica.

Previous Story
Next Story