Sin categoría

Cortamos ¿y ahora?

No, nunca es fácil. No, no es magia. Sí, es cuestión de tiempo.

Pensemos que como decía un amigo, hay que empezar por tomarse un té de hojas… de calendario. Tiempo, tiempo, tiempo, se paciente, todo pasa. Piensa en otras situaciones que has superado y ahora no te duelen, igual pasará con esto.

El amor no se va de repente y uno no se siente bien en cuestión de días, pero esperamos que estos consejos te ayuden a sobrellevar mejor la situación y pase tan pronto como sea posible.

  1. Nadie, nadie en este mundo es el aire, vas a poder seguir tu vida, créenos.
  2. Cierra el ciclo. Invítale un café (obvio no en la vida real), siéntate en una mesa, sirve 2 cafés o lo que sea que quieras tomar, piensa que está enfrente y dile todo lo que tengas que decirle, lo feo, lo malo, lo bueno, lo que aprendiste, lo que no le perdonas, todo lo que tal vez nunca le dijiste y te sigue haciendo falta para desahogarte.
  3. No bloquees el sentimiento. Toma una hora o media hora de tu día, en las noches de preferencia, cuando estés sola y tranquila y usa ese tiempo a pensar en eso que te duele, pon canciones que te hacen llorar y te lo recuerdan, ve películas de amor, siente lo que sientes al 100% ¡es súper sano! sácalo, vívelo pero solamente en ese momento dedicado, el resto del día dedícate a lo tuyo, no lleves eso a todos lados, hay un tiempo para todo. Verás que con el tiempo te vas a ir aburriendo hasta que un día ya no lo harás.
  4. Este punto es el más difícil, todos los días agradécele algo que te enseñó, él o su relación. Todas las personas que pasan por nuestras vidas vienen para algo, para dejarnos una lección que nos hace crecer.
  5. Si te agarra la extrañación descontrolada, no llames. Piensa que volver no cambia las cosas ni las razones por las que todo se acabó. Con los días uno olvida, pero no lo olvides. Sobra decir que no lo espíes en sus redes sociales, solo te haces más daño.

Finalmente, a lo mejor ya conoces Las 4 Leyes de la Espiritualidad, pero si no, aquí las dejamos y verás que todo hace sentido. No sólo aplican para esto, aplican para todo en la vida:

4 LEYES ESPIRITUALES

Previous Story
Next Story