Lifestyle

Vence al enojo y el estrés

Situaciones donde se acumula una gran cantidad de estrés y enojo pueden causarte problemas serios, tanto de salud como psicológicos y sociales, por eso, ¡aprende a manejar tu enojo!


Para Maria Magdalena Egozcue autora del libro: Primeros auxilios psicológicos, hay dos formas en las que el enfado tiende a presentarse, para resolver o para destruir, y existen cuatro maneras distintas de reaccionar cuando nos sentimos enojados o con un gran nivel de estrés:

1. Expresión del coraje.

2. Suprimirlo conscientemente.

3. Reprimirlo inconscientemente.

4. Reflexionar serenamente.

MR_Blog_Enojo1

Foto: Flickr.

Cuando expresamos nuestro coraje, es cuando se presentan las circunstancias de agresión, ya sea verbal o física a la persona que nos ofendió, además por lo regular también le “negamos o retiramos” algún beneficio que recibía de nosotros dicha persona, por ejemplo, cuando pensábamos cederle el paso y por sus malos modos dejamos de hacerlo, o en algunos casos, lo que se traduce en nuestra venganza.

Así mismo, cuando estamos en un estado de frustración y enfado, pasa algo, según la autora, llamado agresión desplazada, y se presenta en los casos en que nos quedamos callados del suceso que nos alteró y lo descargamos (el famoso desquite) con otra persona que no tiene culpa alguna de lo ocurrido. Es importante señalar, que no todos actúan de manera agresiva, algunos discuten el hecho causante de la molestia y no muestran hostilidad alguna.

En el caso de suprimir el enojo conscientemente, la psicoterapeuta comenta que se lleva a cabo cuando el sujeto, con un estrés elevado, es consciente de que inhibirá aquel sentimiento, justamente lo contrario a reprimirlo, lo cual, es un proceso que no se recomienda, pues aquel enfado podría causar problemas nerviosos o contrariedades con los que te rodean.

MR_Blog_Enojo2

Foto: Flickr.

Evita conflictos y ¡controla tu enojo!

Lo más importante en una situación de estrés, es recobrar nuevamente el equilibrio emocional, lo cual, nos ayudará a encontrar soluciones a corto y largo plazo del problema, además de corregir las injusticias y planear medidas preventivas que podamos aplicar en ocasiones futuras. Por eso, ¡busca ese equilibrio!, para ello te dejamos los siguientes tips:

1. Antes de actuar a nuestro beneficio, es necesario hacernos preguntas como: ¿En realidad estoy enojado?, ¿Con quién estoy enojado?, ¿Qué gano con reaccionar agresivamente?

2. Hablar directamente con la persona causante del enojo sin ser hostil.

3. Si estamos en un caso de alteración extrema, un tip importante es hablar con alguna persona que no esté involucrada en el lío.

4. Pongámonos en el lugar de la otra persona.

5. Evitar la violencia física o emocional es el objetivo primordial de controlar el enojo, además de los problemas que nos puedan ocasionar.

Luis Yáñez Reyes
Colaboración de Fundación Teletón México.
“Sé responsable de tu destino”.
[email protected]

You Might Also Like

Previous Story
Next Story