Preguntas Frecuentes

Mitos y realidades de la pizza

Enero está por terminar pero nuestro propósito de alimentarnos bien sigue. Sin importar la dieta que estés llevando, hay una cosa básica que evitamos: la comida rápida, y en esta categoría entran las hamburguesas, los hot-dogs y, por supuesto, la pizza.

Hablamos con la nutrióloga Cecilia García Schinkel, quien nos contó algunos mitos y realidades de la pizza. Descubre qué es cierto y qué es mentira, y qué tan buena idea es incorporarla a tu alimentación.

 

MR: ¿Existen comidas “malas”?

Cecilia: Últimamente se ha desencadenado una guerra mediática y de opiniones, asociada a la creciente epidemia de obesidad en todos los grupos poblacionales en nuestro país, sobre si algún alimento o bebida son responsables de la obesidad o merecen un impuesto especial por contener calorías menos valiosas en la dieta. Sin embargo, no hay alimentos malos como tal. La clave está en consumir una dieta equilibrada, y suficiente. El balance de energía es fundamental y es el exceso en el consumo de calorías en relación con la poca actividad física lo que provoca el sobrepeso. Recordemos, que según la Organización Mundial de la Salud, los mexicanos consumimos más de 3600 Kcal  per cápita todos los días, cuando la recomendación promedio es de 2000 Kcal. Así que no hay alimentos buenos ni malos, ni calorías más dañinas que otras. Debemos considerar la dieta diaria como un total: la combinación de lo que consumimos en cada comida y las porciones. Son nuestros hábitos y estilo de vida lo que al final determina la capacidad de mantenernos o no en un peso saludable.

MR: La comida rápida tiene fama de ser más calórica que otros alimentos, ¿qué tan calórica es una rebana de pizza?

Cecilia: Ciertamente la comida rápida tiene mala fama: se considera poco valiosa y muy energética. Sin embargo, muchas veces esta comida es una opción higiénica y preparada al momento. Realmente se trata de  alimentos de preparación rápida, que se entregan en persona o a domicilio en tiempos muy cortos y que se ajustan al ritmo de vida de sus clientes. No toda la comida rápida es igual. La realidad es que las pizzas son alimentos que se hornean y no se fríen, lo que las distingue de la mayoría de los productos  de comida rápida. La masa, por ejemplo, es muy similar a la preparación del pan fresco. Cada rebanada de pizza aporta entre 300 y 350 Kcal, de manera que, si uno consume 2 rebanadas puede armar una comida completa y adecuada de medio día, sin sobrepasar las calorías recomendadas para un adulto promedio  y moderadamente activo.

MR: ¿Qué es el “Plato de Bien Comer”?

Cecilia: El “Plato del Bien Comer” es la imagen o representación grafica de nuestra guía alimentaria nacional, basada en la Dieta Correcta. En él, los alimentos se han distribuido en tres grandes grupos: verduras y frutas; cereales y tubérculos; y leguminosas y alimentos de origen animal. Una comida completa incluye al menos un alimento de cada uno de los tres grandes grupos y es preparada de manera que no agregue demasiada sal, azúcar ni grasa. Si consumimos un poco más de verduras y frutas, elegimos cereales integrales y lácteos o cárnicos bajos en grasa, la dieta es, además de completa, equilibrada.

MR: ¿Es cierto que una rebanada de pizza puede contener los tres grupos de alimentos que sugiere el “Plato del Bien Comer”?

Cecilia: Efectivamente. Una pizza es un alimento que contiene ingredientes de los tres grupos: cereales en la masa fresca, verduras en la salsa de tomate natural y en las verduras frescas que se pueden elegir como topping, y productos de origen animal en el queso o las carnes frías que se pueden poner como complemento. Las mejores combinaciones que puede elegir una mujer que deseé controlar o cuidar su peso, son las más ricas en vegetales como una Veggie o Hawaiana. Sugiero elegir aquellas combinaciones bajas en grasa (omitiendo ingredientes como tocino) y complementarlas siempre con vegetales frescos. Al elegir pizzas comerciales, fíjate que se trate de ingredientes frescos, recién cortados y no enlatados o fritos.

MR: ¿Dirías que una rebanada de pizza tiene más pros que contras? Esto es, si en una rebana de pizza encontramos más nutrientes que calorías vacías, por ejemplo.

Cecilia: Una rebanada de pizza puede tener entre 300 y 350 Kcal, con un aporte de 10 a 15 g. de proteínas, 25 a 30 g. de hidratos carbono y entre 10 y 18 g. de grasa. Así, dos rebanadas de pizza combinadas con una pequeña ensalada  pueden ser una comida completa de un adulto promedio, medianamente activo (que realiza ejercicio 3 veces por semana) y encajar en una dieta de 2000 Kcal por día.  La comida con dos rebanadas de pizza aportaría cerca de 700 Kcal, cantidad muy parecida a la recomendación de consumo para la comida “fuerte” del día.

 

MR: Si tuviéramos que armar la pizza perfecta, ¿qué ingredientes llevaría?

Cecilia: Lo mejor es elegir una pizza elaborada a partir de una masa fresca, que se cubra con una salsa de jitomate fresco y sazonado, y elegir vegetales para el topping, como cebolla, champiñones, pimientos o chiles jalapeños. Los cárnicos más recomendables son pollo cocido o jamón. El chorizo, tocino o pepperoni, es mejor consumirlos con moderación.

MR: ¿Con qué frecuencia podríamos comer pizza y en qué cantidades?

Cecilia: Depende del estilo de vida de cada uno, del resto de su dieta y de su actividad física. Pero puedes consumir de manera habitual dos rebanadas de pizza de masa fresca, de vegetales, acompañada de una pequeña ensalada, sin desequilibrar tu dieta.

(Foto: Flickr)

(Foto: Flickr)

Así que ya lo sabes, está bien comer pizza con ingredientes deliciosos y con moderación. Finalmente, es comida rápida, pero no comida chatarra 😉

Cecilia García Schinkel es nutrióloga por la Universidad Iberoamericana. Cuenta con 19 años de experiencia como docente a nivel licenciatura, diplomados y cursos para el público en general. Participa activamente en programas de televisión y publicaciones escritas como asesora de salud y nutrición.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story