Preguntas Frecuentes

¿LOCA POR LA BELLEZA?

“Me encanta su página chicas, súper variada. ¡FELICIDADES! Me encanta el mundo de la belleza, en especial ponerme mascarillas de todo tipo, aunque hay algunas que no son tan buenas, pero me encanta probar. También me he cambiado mil veces de look, y luego me arrepiento, ¡simplemente me encanta el beauty world!”, Tania

Foto: Glamour

Foto: Glamour

Por Ángel Celeste

Si hay que esconder en casa todo objeto punzo cortante, y no porque sea considerado una arma blanca sino por el riesgo que es en tus manos debido al estilista que tienes dentro de ti, así como hay que alejar frascos, verduras y hierbas de tu alcance, es momento de comprobar si eres una célebre mártir de los mitos y firme aspirante a ser la reina del menjurje.

1. ¡No lo puedes creer! El próximo fin de semana será largo como el puente de San Francisco, gracias a que se une con un día festivo, por lo que el destino que tendrá la dicha de que pises su suelo será una paradisiaca playa, así que:

a)    Compras hartos botes de refresco de cola para que llegado el momento, te lo untes y así logres un dorado sencillamente chic.

b)    Cuidas mucho tu piel, pero guardas celosamente tu secreto para alcanzar un rubio platinado y  el cual pondrás en práctica una vez más: rociar cerveza en el cabello.

c)    Nada de locuras. Preparas bloqueadores solares de acuerdo a tu tipo de piel, así como protectores para cabello y rostro.

2. Notas que tu amorcito tiene una sensible pérdida de cabello y con tal de que no pierda su guapura, tú:

a)    Sugieres que prepare un poderoso ungüento con base en chiles de árbol y serrano, y como dice la abuela que ‘talle y talle’ en la zona afectada.

b)    Comentas que has escuchado que las pastillas anticonceptivas agregadas al champú, es un estupendo remedio.

c)    Propones investigar sobre las causas, así como buscar información referente a posibles tratamientos.

3. Si en plena sesión de café con las amigas, todas confiesan las locuras que han hecho por alcanzar la belleza, tú dirías que:

a)    En alguna ocasión, te cortaste tipo ‘casquete corto’ las pestañas para ver si crecían como las de las famosas y de la coqueta vaca Clarabella.

b)    Previo a la boda de tu hermana, te empanizaste de pies a cabeza con harina de habas, para lograr una humectación profunda.

c)    Usaste la plancha de ropa para ¡alisarte el cabello! Tal cual como si fuera un glamuroso vestido.

4. Si fueras a publicar un libro de belleza, ¿cuáles consejos incluirías para el cuidado la melena?

a)    Ni lo dudas: jitomate untado para hacerlo ondulado, así como mayonesa de la mitad del crecimiento a puntas, para humectación.

b)    El primero es no lavársela diariamente para evitar la resequedad y el segundo, cambiar de estilista cada 6 meses.

c)     Adquirir en la medida de posible, productos para la higiene y peinado de alta calidad, así como después de nadar o hacer ejercicio, remover la sal, cloro o sudor.

5. Con tal de alcanzar la figura que deseas estás dispuesta a decir hasta luego a ciertos alimentos, por lo que no sólo diseñas tu dieta, también ¿juegas a ser nutrióloga?

a)    Pues sí, eso no tiene tanta ciencia: adiós a la sal, azúcar, carbohidratos, proteínas, carnes, lácteos…

b)    Más o menos, simplemente aplico la frase ‘a ojo de buen cubero’, la cual no falla para restringirme de ciertos alimentos, lo cual se verá reflejado en la báscula.

c)    Jamás, si quiero perder peso voy al médico, me preocupa la descalcificación o desnutrición que pueda causarme una mala alimentación.

Mayoría de A: ¡Corramos!

Es urgente que te ajuares y adquieras algunos libros sobre tips y sugerencias para el cuidado del cuerpo. Zapatero a tus zapatos, hay situaciones que bien valen la pena que las pongas en las manos del experto, así que antes de hacerte otra vez cualquier cosa, considera una visita a los profesionales y evita que tanto tu rostro como linda anatomía padezcan tus experimentos.

Lectura recomendada: Bella por dentro, bella por fuera, Dori Couñago, Ed. Arco Press.

Mayoría de B: Con los nervios de punta

Conoces la delgada y famosa línea roja que divide el peligro de tomar por tu cuenta los tratamientos y cambios estéticos, y acudir a un profesional, ¿pero de qué sirve? La saltas con bastante facilidad y puedes haber ya maltratado tu piel o cabello. Chiquita, infórmate, lee, pregunta y consulta a quienes se han capacitado en el tema del estilismo, así como de la salud, quienes te dirán lo que puedes o no hacer en casa sin correr peligros de cualquier tipo.

Lectura recomendada: Permanezca en forma, varios autores, Ed. Animae.

Mayoría de C: Me encantas

Claro que te ves tentada por poner en práctica algunos tips que piensas pueden hacer que luzcas mejor, pero nadie duda que tu palabra clave sea la prudencia. Por más que te permitas experimentar, jamás pones en riesgo tu salud ni tampoco tu integridad. Así que sigue por ese buen camino, que a pesar de algún par de tropiezos que tengas, no hará que te conviertas en una víctima de los mitos y ridiculeces que se dicen por ahí.

Lectura recomendada: La cocina de la felicidad, Adriana Ortemberg, Ed. Urano.

Colaboración de Fundación Teletón México.

“La prudencia empodera tus palabras”

You Might Also Like

Previous Story
Next Story