Preguntas Frecuentes

CON TÍTULO Y…¿SIN TRABAJO?

“¡Hola Chicas!, sé que no es la típica ayuda de las demás chavas, pero la verdad necesito que me den un consejo. Neta, no sé qué hacer, he estado buscando trabajo y no he encontrado nada; por otro lado, mi mamá quiere que el trabajo que encuentre sea cerca y que me paguen bien. Aunque he tenido varias discuciones con ella al respecto, las cosas siguen igual y por un lado opté por no hacerle caso. En serio no sé en dónde más buscar trabajo. Ojalá ustedes me puedan dar un consejito con este tema”, Betza.

Por Fabián Rodríguez

Para los jóvenes como tú egresados de la universidad, el hecho de terminar una carrera puede significar muchos años de lucha constante y el fin de una etapa importante; sin embargo, no debes olvidar que el ser estudiante representa también una preparación para lo que será el siguiente paso: la vida laboral.

Obtener un empleo referente a la profesión estudiada es posible. Lo primero que debes tomar en cuenta es que muchas veces las oportunidades no llegan solas, tienen que buscarse, y para lograr alcanzarlas es necesario trazar un plan que comienza por mantener la seguridad en ti misma.

Gabriel Jarillo Henríquez, académico de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señala que es vital tener un equilibrio adecuado de las emociones, pues el hecho de mantener una actitud positiva y de confianza en uno mismo puede ser un factor que influya para que se abran puertas, “con una autoestima sana nos sentimos llenos de energía, entusiasmo y capaces de todo, asimismo nos motiva a demostrar mejor nuestros conocimientos en cada entrevista.”

Debes estar consciente que el proceso de encontrar un empleo puede ser largo, y no perder la paciencia ante factores que sean ajenos a ti evitará que caigas en frustraciones que puedan mermar tu voluntad y originar una posible depresión.

Antes de terminar la escuela, el realizar un recuento de las virtudes y debilidades como estudiante te dará un panorama amplio sobre los puntos fuertes y aquellos que deben mejorarse previo al iniciar la búsqueda de empleo, “saber qué podemos aportar como egresados permitirá desempeñarnos mejor en toda situación, además dejará una buena impresión con el entrevistador”, apuntó el especialista.

Mientras más familiarizada estés con tus aptitudes, más serán las posibilidades de superación, y si después de muchos intentos en un día no has tenido suerte, lo mejor según el profesor Jarillo es intentarlo una y otra vez, pero nunca dejar de hacerlo, “para lograr el éxito es vital saber los elementos individuales con los que cuentas, así que si empiezas a sentir una fuerte decaída en la moral, lo mejor es hacer una pausa en la búsqueda. Cuando mantienes una actitud positiva fortaleces el autoestima, si llegas a desanimarte no aprovecharás al máximo tus capacidades”.

Si decae la moral, una distracción también puede ayudar a recuperarla. Visitar algún familiar, leer un libro, o caminar, pueden ser ejemplos de distractores. Establecer estos puntos como favorables y utilizarlos como mejor te convenga será importante.

Sentirte responsable de ti misma, y no desanimarte ante factores que nada tengan que ver con uno, es vital para la obtención de un trabajo que cumpla con tus necesidades.

Lo importante es no bajar los brazos o dejar de intentarlo, saber que todo puede ser vuelto a tu favor con esfuerzo y perseverancia, recordando que la búsqueda de empleo es un trabajo en sí mismo, en el que debes de poner tu entusiasmo y compromiso, así como la mejor actitud posible.

Colaboración de Fundación Teletón México

“La autoestima es la fuerza de tu voz”.

[email protected]

You Might Also Like

Previous Story
Next Story