Wellness

CÓMO COMER INTUITIVAMENTE

Descubre cómo seguir tu rutina de alimentación saludable de una forma intuitiva y deja de sufrir por lograr tus objetivos de peso

En un mundo ideal, las dietas deberían de tener un principio y un fin; sin embargo, la realidad es muy distinta y mantenerte en forma y saludable, conservar una buena alimentación y huir de aquellos alimentos altos en calorías es una tarea difícil que tienes que realizar todos los días, ¿no es así? Descubre cómo convertir esta rutina en algo intuitivo y que no te cueste tanto trabajo conservar la línea.

Foto: Especial

Foto: Especial

Honra tu hambre

Esto no quiere decir que cada vez que tienes hambre, tomes lo primero que encuentres y te lo comas. Honrar tu hambre significa escuchar a tu cuerpo; conviértete en su mejor amiga y aprende a reconocer cuándo en realidad necesita algo de comer. Jamás te saltes ningún alimento durante el día y mientras te vayas volviendo una experta en el tema, comenzarás a reconocer qué tipo de comida tu cuerpo necesita: esas ganas de pastel, las puedes sustituir por una fruta, así que probablemente lo que necesites es un poco de azúcar.

Foto: Especial

Reta a los “policías de la comida”

Estas personas son aquellas que están a tu alrededor y a las que les encanta comer chatarra frente a ti, pero si a ti se te ocurre sacar el helado de doble chocolate con chispas, te dirán “¿en serio, piensas comerte eso?”. Reta a este tipo de personas, toma una galleta, cómetela y disfrútala como nunca. Después presúmele tu abdomen ultra plano. Porque claro, tú puedes comerte feliz tu porción de munchis con moderación y mantenerte en forma al mismo tiempo.

Foto: Especial

Haz las pases con la comida

¡La comida no es tu enemiga! Aunque muchas veces así lo sientas. Pero tal como no te gustaría tener amistades artificiales, elige lo mismo en tus alimentos e intercambia el azúcar por la fructuosa; tu organismo te lo va a agradecer. Aprende a ver la comida como combustible. No estás trabajando en contra de ella, sino con ella. Las comidas saludables y nutritivas son tus mejores aliadas para no solamente estar más saludable sino sentirte más plena y feliz.

Foto: Especial

Descubre tu factor de satisfacción

Satisfacer tu hambre con un enorme plato de papas fritas es muy lindo, pero intercambiarlo por uno lleno de hojas verdes y vegetales cubierto de un delicioso aderezo, puede causarte aun más satisfacción, y este amor puede durar para siempre. Alimenta tu cuerpo con nutrientes que te hagan sentir plena. Cuando tienes hambre, cualquier comida chatarra o poco saludable puede lucir muy tentadora. Cubre esta necesidad con opciones que le hagan bien a tu cuerpo y verás cómo te sientes mucho mejor.

Foto: Especial

Foto: Especial

Aprende a reconocer cuando estás llena

Muchas veces tu cerebro te juega trucos y te sientes hambrienta cuando en realizad no lo estás; si no, recuerda tu cena de Navidad: comiste demasiado pavo, bacalao, romeritos y demás pero todavía te cupo el pastel, ¿no es así? Así como es importantísimo respetar tus momentos de hambre, es indispensable reconocer cuándo ya no te cabe nada. Trata de comer con tranquilidad y pausadamente, esto te ayudará a sentirte satisfecha y sobre todo, podrás notarlo.

¿Tú sigues tu dieta de manera intuitiva?

You Might Also Like

Previous Story
Next Story