Browsing Category

PENSAMIENTO

PENSAMIENTO

¿México Está Listo?

Es por actos y no por ideas, que las personas viven

Anatole France
Me dicen que México no está preparado para ser gobernado por una mujer. Como hombre que soy, doctor en historia y académico de la trayectoria femenina en el mundo, no entiendo por qué lo dicen. Parafraseando a Golda Meir (primera mujer en ser Primer Ministro de Israel), puedo asegurar que si las mujeres no son mejores que los hombres, ciertamente, no son peores.

De la ciencia a la televisión, pasando por la política, las aportaciones de las mujeres han sido indispensables para el progreso del género humano. De Marie Curie a Indira Gandhi, muchas mujeres han cambiado al mundo y transformaron sus entornos. En menos de dos mil años, tenemos varios ejemplos que es importante mencionar, como el de la emperatriz Suiko, de Japón, quien fue la primera mujer en ocupar el cargo, entre otras cosas, promulgó el edicto de los tesoros japoneses y adoptó una constitución conocida como de “Diecisiete artículos”.

El muy evolucionado Japón ha tenido en su haber varias jefas de Estado después de ella, como las emperatrices Saimei, Jito, Meisho, y Go-Sakuramachi.

China tuvo por su parte a su emperatriz Wu Zetian, quien incluso inició su propia dinastía y gobernó por más de catorce años. Entre sus logros hay varios, pero quizás el más importante, fue el triunfo militar con el que doblegó a los mongoles que querían hacerse de su territorio.

Y en Europa, las mujeres han gobernado desde hace mucho tiempo (más de un siglo antes del descubrimiento de América) y también, algunas de ellas han conseguido cambios y mejorías extraordinarias. Dentro de las más notables, están Jelena de Croacia, Isabel de Castilla, la reina Isabel I de Inglaterra, la reina Ana Estuardo y la reina Victoria de Reino Unido, por mencionar únicamente a unas cuantas. Por ejemplo, Isabel I, apodada La Católica, reina de Castilla, logró la liberación del mando musulmán del reino nazarí o el Emirato de Granada (cosa que ningún monarca español había logrado en más de dos siglos), reorganizó el sistema de gobierno y la administración, reformó el sistema de seguridad ciudadana, realizó una brillante reforma económica para reducir la deuda que había heredado, y hasta patrocinó a Cristóbal Colón. A ella se debe que España se convirtiese en un imperio.  Y habría mucho que contar sobre Ana de Gran Bretaña y de la reina Victoria, pues gracias a ella Inglaterra se convirtió en el más grande imperio de la época moderna.

Nombres y muestras me sobran y espacio me falta, pero para mencionar unas tantas más:  Vigdís Finnbogadóttir (Islandia) y Agatha Barbara (República de Malta).

A esta lista se suma Elizabeth Kopp, Micheline Calmy-Rey, Doris Leuthard, Eveline Widmer-Schlumpf, Simonetta Sommaruga, todas de Suiza. También Corazón Aquino (Filipinas), Violeta Chamorro (Nicaragua), Mary Robinson y Mary McAleese (Irlanda), Michelle Bachelet (Chile), Margaret Thatcher (Reino Unido), Aung San Suu Kyi (Myanmar) y Ángela Merkel (Alemania); todas han cambiado al mundo y lo han hecho un mejor sitio para el resto de nosotros.

Parafraseando a Eleanor Roosevelt, las grandes mentes discuten ideas; las promedio, eventos, y las pequeñas, sobre la gente. No discutamos sobre el género. México está listo para debatir ideas.

PENSAMIENTO

Encanta Con Tu Actitud

Nada te hace sobresalir más del resto, que una buena actitud ante la vida, ya sea en el trabajo, con los amigos, en una relación o en la familia, la actitud es básica, en esto que llamamos vida. Pero, ¿Cómo cambio mi actitud? ¿Por qué me debo de esforzar más por mantenerme positivo? ¿En qué ayuda? ¿Cómo ayuda en el trabajo? ¿Traerá cambios en mi vida cambiar de actitud? Esta semana y de muy buena actitud te lo decimos en Mundo Rosa.

 

 

Si eres de los que les cuesta, mantenerse positivo, no te preocupes, lo más difícil ya pasó; al igual que los músculos, la actitud es algo que se trabaja día con día, el querer ver lo bueno en los demás, es algo que tenemos que ejercitar, para evitar que las noticias, los desastres y el medio, nos contaminen de ello. Entonces ¿Cómo le hago? Fácil, comienza quitando de tu cabeza esos pensamientos negativos, cambiándolos por positivos, cada vez que tengas uno así, cámbialo en voz alta, y verás que con el tiempo la mente se acostumbra; elije sabiamente con quien y que compartes tu vida, pues, lo que vemos en redes, lo que escuchamos, tiene un efecto en nosotros, inclusive cuando no lo notamos.

 

 

La actitud se contagia, así que otra buena forma de adquirir una buena actitud es siguiendo o conectando con personas, que nos inspiren a ser mejores, que nos motiven a ver lo bueno del mundo. Como todos, hay días en lo que cosas pueden pasar, sucesos podemos ver y estos, hacen que nuestra noción de la humanidad se opaque un poco, pero ¿Sabes qué? Somos más los buenos, siempre. Así que cuando te sientas de esa manera, busca en tu feed, en tus redes, a esas personas que te inspiran y absorbe un poco de buena onda, de amor, y ¿Por qué no? De la noción, de que existen personas que se ocupan y preocupan por el medio y sus vivientes.

 

 

En el trabajo alguien proactivo, alguien que contagia buena onda, siempre será mejor, que quien se la vive quejándose, quien hace todo a regaña dientes; y esto no solo aplica en el trabajo, pues en todos los ámbitos, las energías se sienten ¿A poco no? Hay personas que dan ganas de abrazarlas, de reír con ellas, inspiran confianza y otras no tanto. Como dicen: “La energía no miente”, ¿Quién decides ser para los demás y para ti mismo?

 

 

Más allá de los beneficios de mantener una buena actitud para tus ámbitos de vida, laboral o social, el mayor beneficio está dentro de ti, tú mismo… pues al cambiar de actitud, tu vida cambia, pues vez las cosas de una manera diferente, todos pasamos por problemas, de una u otra manera, pero es el cómo reaccionamos, lo que nos diferencia, pues manteniendo una actitud proactiva, todo tendrá solución, todo pasa, pues no pensamos en estancarnos, si no sabemos que todo saldrá bien.

 

Confía, siente, vive, y cuando quieras cambiar… que sea para ti.

PENSAMIENTO

2 Reglas De La Vida

¡Hola amigos de Mundo Rosa! Aprovechando que se nos acaban las vacaciones y que venimos con la mente fresca, ¡hoy les traemos una bonita reflexión que los pondrá a pensar un poco! ¿Nunca han meditado lo difícil que es entender la vida? ¡Es algo tan inexplicable como increíble! Dice José Ortega y Gasset que somos los únicos protagonistas en una serie infinita de instantes, unos muy felices, otros no tanto y, a veces, hasta muy dolorosos. Es por eso que creemos que hay dos reglas que todos deberían de tener en el viaje de la vida: Siempre buscar la felicidad, y nunca dejar de hacer algo que nos haga felices solo porque en el futuro podamos llegar a sentir dolor.

 

Como decíamos al principio, la vida es una serie de instantes. El tiempo nunca se detiene. Lo que sentimos y lo que nos hace felices tiene lugar en el aquí y en el ahora. ¡Una risa compartida o un abrazo solidario en tiempo de necesidad son momentos efímeros que trascienden y se vuelven eternos! Y con esto no queremos decir que vivamos el famoso YOLO o el Carpe Diem, sino que sepamos reconocer esos instantes que pasan de ser momentáneo a marcarnos para siempre por el significado que tiene para nuestra alma. Esas pequeñas cosas que son tan increíbles que el simple hecho de querer describirlas las arruinaría (los griegos lo llamaban lo “atópico”). Cosas como la belleza de descubrir lugares que nos hipnotizan o de personas que nos deslumbran el alma. Eso creemos que es la felicidad. Saber que lo que hacemos hoy se convertirá en un recuerdo al que cada vez que volvamos nos saque una sonrisa de las que valen la pena. Y es justo ahí, en ese punto, donde se vuelve muy importante la segunda regla: nunca dejar de hacer algo que te haga feliz por un futuro dolor.

 

Si nos ponemos a pensar, los sentimientos son circulares, o sea, solo entendemos lo que es la felicidad porque nos hemos sentido tristes o, por ejemplo, nunca sabríamos lo delicioso que es una fogata calientita si no sintiéramos el frío en las noches de invierno, de la misma manera que no podríamos saber la suerte de la alegría compartida si nunca hubiéramos experimentado la triste soledad (¡por eso pienso que los sentimientos negativos siempre son buenos!). Ahí está el punto. Es una consecuencia que al término del instante feliz le siguen un cúmulo de fotogramas de añoranza de lo vivido, mejor conocido como nostalgia.

 

¿Y quién siente nostalgia?  Nostalgia siente aquel que no dejó nada pendiente por hacer, que buscó la felicidad y al encontrarla la supo disfrutar y vivir, y que una vez pasado el momento añora revivir aquellas vivencias. Sé que es imposible ser feliz siempre y en todo momento, ya que esto ni sería humano ni verdadero. Lo que sí se puede hacer es, como decía antes, saber encontrar esos pequeños instantes que aún en las horas más bajas aparecen en las formas, personas y cosas más inverosímiles e insospechadas: Un amigo en tiempo de necesidad, una luz al final de un túnel, un libro inspirador en tiempos de desdicha, un viaje inesperado o un amanecer después de una noche triste.

 

Y por eso dice el maestro Joaquín Sabina que “no hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió”. El haber tenido la felicidad en la mano y no haberla aprovechado por el miedo al dolor futuro. ¡Qué aburrida existencia sería vivir evitando la felicidad por miedo al dolor!

 

En fin, hasta la próxima.

PENSAMIENTO

¿Hacer Una Pasantía?

Semana de maximizar nuestro potencial en Mundo Rosa, semana de atreverse un poquito más y luchar por eso que tanto queremos, y entonces nos preguntamos: ¿Hacer o no una pasantía? ¿Realmente sirve? ¿Que tanto nos aportará?

Generalmente (puede variar) una pasantía es un trabajo que se realiza como aprendiz o interno sin sueldo, en el cual te enseñan, aprendes y tienes la oportunidad de experimentar en el área que estés; las pasantías pueden duran de 6 meses a 12 meses, lo cual es una buena opción cuando acabas de salir de la carrera, o cuando no sabes a que área dedicarte o especializarte.

 

 

Sin duda, la parte más pesada de hacer una pasantía, sería el trabajar sin salario, pues se invierte tiempo, dedicación y esfuerzo, y todos tenemos necesidades, cosas que queremos comprar y otras más que necesitamos. Si bien trabajar sin salario, es algo pesado, pero no todo es malo, pues la experiencia adquirida, la noción del área y los conocimientos que pudiste absorber, te servirán de mucho.

El lado bueno de las pasantías, es que al no ser un “trabajo” como tal, tienes mucha flexibilidad, creativa y horarios accesibles, lo cual hace la experiencia más placentera.

 

 

¿Cuánto tiempo máximo deberías de estar como pasante?

Debes tener claro que, aunque exista la posibilidad de acabar obteniendo un trabajo, puede que no sea el caso, así que lo conveniente es fijarse metas, pues no puedes pasarte la vida de pasante; Si no obtuviste el trabajo donde querías, no te preocupes, al menos tuviste la oportunidad de estar como pasante, aprender y ampliar tu panorama con ello. Es importante que valores tu trabajo y tus aportaciones dentro de cualquier empresa y área, pues esto determinara tu enfoque en la vida, tu postura como profesionista.

 

 

Las pasantías son una excelente opción para empezar, así que perdamos el miedo, atrevámonos un poquito y ¿Por qué no? Experimentemos en esto que se llama vida. Nunca es tarde, para ir por aquello con lo que tanto soñamos.

PENSAMIENTO

Cómo llevar una vida más organizada y no morir en el intento

En la actualidad es muy común que cada individuo tenga bajo sus alas varias responsabilidades adquiridas en diversos ámbitos de su vida; estas responsabilidades si bien son necesarias realizar para lograr alcanzar metas en cada uno de esos campos, a la larga, y sin la correcta administración de tareas, pueden llegar a ser verdaderamente agobiante. Una persona que no lleve una vida organizada, tiende a correr el riesgo de siempre perder tiempo o el enfoque cuando se encuentra ante alguna actividad que debe realizar.

Teniendo en cuenta que es una realidad latente en todo el mundo el hecho de que las personas hacen más de lo que probablemente deberían, y sin éxito; hemos decidido desarrollar este artículo para revelarles una serie de consejos que los ayudaran a llevar una vida más organizada en cada aspecto de su vida diaria. De este modo podrán alcanzar con éxito la meta máxima, ser capaces de realizar cada tarea pendiente sin fracasar en el intento. Ten en cuenta que una de las principales causas de fatiga que tienen las personas se debe a la falta de organización en sus vidas; evita eso aplicando los consejos que te mostramos a continuación.

 

 

Utiliza todos estos pasos para establecer prioridades en tu vida  para que puedas conseguir optimizar cada una de tus actividades.

  • Domina las emociones negativas: El frenesí de emociones negativas es el primer impedimento que te encontrarás en tu camino hacia una vida más organizada en todos los aspectos. Si sigues manteniendo esas sensaciones negativas como la ira, preocupación, irritabilidad, estrés y tristeza no podrás enfocarte en realizar las cosas que necesitas hacer.

Si bien es cierto que exceso de trabajo, tareas o responsabilidades suele ser una fuerte carga de preocupación y estrés, es imperante que logres aclarar tu mente para que puedas avanzar; de lo contrario te quedarás estancado pensando en las cosas que no puedes hacer por diversos factores y las obligaciones se te irán acumulando. Todo esto es un círculo vicioso peligroso que culmina por agotarte física y emocionalmente.

  • Reduce para que puedas organizar: Puede que este consejo te suene a que está relacionado con la organización de un closet o armario, pero la verdad es que se puede aplicar a cualquier aspecto de tu vida. El exceso de cosas o responsabilidades obstruye, al igual que las emociones negativas, el pensamiento claro y coherente que es el que te ayudará a buscar soluciones concretas para tus problemas de organización.

Para empezar con buen pie, deshazte de todo lo innecesario que puede parecer prioritario, pero no lo es. Simplifica o elimina esas actividades que consumen tu tiempo o capacidad para enfocarte y jerarquiza esas otras que de verdad necesitas realizar. Si tienes problemas en elegir cual hacer primero o después, puedes aplicar dos métodos.

El primero consiste en hacer aquellas que consuman más de tu tiempo, de modo que puedas enfocarte mejor y dejar para luego las que tienen el potencial de ser realizadas más rápido. El segundo consejo es que comiences con la esas tareas en las que eres realmente bueno; de este modo sentirás que no estás trabajando y todo fluirá mejor, dejándote más tiempo para realizar aquellas que no son parte de tu fuerte.

  • Mantente concentrado: La frustración ligada a la sobrecarga de trabajo o responsabilidades se ve muy afectada por las distracciones. Si mantienes una mente despejada y no te rodeas de elementos que puedan desenfocarte, verás que tu mente trabajará mejor para lograr realizar cuanto antes todo lo que tienes pendiente. La organización con distracciones no es posible, ya que el sinónimo de la primera es orden, y de la segunda desorden, son conductas contrarias que juntas solo crean frustración.
  • Haz una cosa a la vez: El sentimiento de agobio es un enemigo mortal de la organización; para evitarlo lo mejor es que le dediques tu entera atención a un solo tema por vez. Si no haces esto, corres el riesgo de hacer tus actividades a medias por estar pensando en cómo, cuándo y dónde harás la otra actividad. Ser multitarea no significa lo mismo que ser eficiente, no te engañes, dedícale tiempo y paciencia a cada actividad para que salga bien hecha y no tengas que repetirla luego.
  • Aprende a parar: De nada sirve que hagas todo a las carreras sobrecargando tus capacidades y agotándote más de lo necesario. Dale un respiro a tu cerebro, este tipo de actitudes puede ayudarte a encontrar mejores soluciones a los mismos problemas que con el azoro no tomas en cuenta.