Browsing Tag

trabajo

Sin categoría

Balance Vida y Trabajo

Poder tener un balance en nuestra vida privada y el trabajo parece un gran desafío, ya que muchos pensamos que sin sacrificios no hay éxitos. Provocando que solo nos encasillemos en el trabajo, dejando de lado el tiempo que por bienestar requerimos como personas.

Te damos unas recomendaciones que seguro tomaras en tu día a día para conseguir este balance en nuestras vidas.

Ejercicio

Empieza de la mejor manera tu día despertándote temprano para cumplir con alguna actividad física como el Gimnasio o salir a correr. Obviamente esto se verá reflejado en nuestra salud y en nuestro físico pero sobretodo a que empecemos nuestro día con toda la energía.

 

imagen2

Comida saludable

Las jornadas laborales o las comidas con clientes hacen que no comamos de la mejor manera, aprende a combinar tus alimentos de forma positiva para hacerle frente a tu día sintiéndonos bien. Recuerda que 5 comidas son las recomendadas para tener un buen metabolismo.

imagen3

Actitud

Aprendamos a manejar el estrés y problemas de todos los días, recuerda que todo se trata de los contactos y personas que conocemos en nuestro camino. Ser una persona accesible y con buena actitud nos abrirá todas las puertas.

imagen4

Pareja

Por mas difíciles que puedan parecer las relaciones sentimentales en los últimos días a todos nos gusta sentirnos elementales para alguien, date un día a la semana para salir a distraerte con actividades como cine o cenar con una copa de vino con alguien especial, para eso son las citas para conocer a las personas puede que te lleves una muy buena sorpresa.

 

Sin categoría

Tu mejor CV

Todas tenemos esa amiga que nos cuenta lo siguiente: “Me acaban de contactar de una nueva empresa”, “Me ofrecieron una excelente oportunidad”, “hablé con un ex socio de trabajo y me preguntó si me interesaba”, pero al final no pasó nada. ¿Por qué? Porque esta amiga no estaba lista con su CV. Tan simple como eso.

Las oportunidades siempre están a la vuelta de la esquina y no debemos dejarlas pasar, es más deberíamos salir y buscarlas. Por eso tener preparado un CV que nos haga brillar es parte de esta nueva mentalidad.

 

Un buen currículum te permite tener el control

Ya sea porque quieres buscar una nueva oportunidad, probar nuevos terrenos, o simplemente ver cuál es tu valor, el CV es un instrumento que debe estar al día, siempre, es nuestra carta de presentación, pero al mismo tiempo, es nuestro compendio de vida profesional. Siendo una parte muy importante de nuestra vida, debemos invertirle un poco de tiempo para que comunique todo lo que queremos, por esto te recomendamos lo siguiente:

  • Sin rellenos: Piensa que la información que vas a poner es la que tiene que estar. No pongas información de más, ve directo al grano y que sea fácil de entender.
  • Checa la ortografía: No hay nada peor que tener errores en tu CV, revísalo a la perfección.
  • Es una historia: Recuerda que lo que estas contando es tu vida laboral, entonces debe tener sentido cronológico. Revisa que se cuente de principio a fin lo que quieres llegar a contar.
  • ¿Y la foto?: Inclúyela siempre y cuando tengas una foto profesional. Si no tienes una foto así es mejor que no incluyas nada. Eso si, nada de IFE.
  • Destaca los logros: Incluye un pequeño párrafo por cada puesto de trabajo que hayas tenido y que explique cuales fueron tus responsabilidades. Pon en bullets los logros específicos: “A mi cargo se logró un crecimiento de 20%”, “Las ventas se elevaron un 12%”.
  • El diseño: No necesitas invertir en un diseñador para tener un diseño sencillo y profesional. Puedes checar en línea miles de plantillas que están disponibles.
  • Una sola hoja: El primer filtro en recursos humanos decide si toma o no tu aplicación en menos de 20 segundos, todo cabe en una hoja si eres precisa y concisa, a nadie le interesan tus hobbies.

Ahora sí, agarra al CV por los cuernos y tenlo preparado para que cuando se presente la oportunidad no te sorprenda sino que tú la sorprendas a ella.

Sin categoría

Carrera y felicidad

La felicidades es uno de los máximos sentimientos que podemos llegar a experimentar. Nos impulsa a hacer cosas y actividades que nos hacen disfrutar más de la vida y de las personas que nos son importantes en ella. Lo malo es que no siempre tenemos claro cuáles son esas cosas y como hacerlas una parte constante de nuestra existencia.

Muchas veces nos perdemos en la rutina o en otras cosas (como complacer a nuestros padres o a nuestra pareja) y dejamos de lado lo que realmente nos hace vibrar, y seguir y brillar. ¿Cuántas veces nos hemos preguntado por qué dejamos de hacer las cosas que nos gustaban?

Nunca está de más volver a conectar con aquello que te apasiona, por eso te damos una lista de preguntas que debes contestar con todo corazón y franqueza. Y recuerda que aquello que te hace feliz, probablemente ha estado ahí toda la vida (y está esperando a que lo re-descubras):

  • Lo que te gustaba hacer o jugar cuando eras niña.
  • ¿Qué es lo que más te gusta hacer hoy en día?
  • Las materias que más te gustaron en la prepa
  • Las actividades donde te sientes más a gusto o más feliz
  • Tus fantasías y sueños
  • ¿A qué personas admiras y por qué? También piensa como quién nunca quieres ser.
  • Habla con tus amigos y pregúntales cómo llegaron a trabajar donde están ¿qué los motivó?
  • Recapacita bien cómo escoges las cosas que te gustan. Si las eliges primero por su color, su utilidad, por recomendación o porque solamente te laten (piensa muy bien esta opción)

Quizás pienses que son preguntas sin mucho sentido ni importancia, pero la realidad es que son indicadores de qué cosas son las que te gustan y cuáles no. Y no solamente hablamos de “cosas” sino de sentimientos y emociones también. Lo importante es que llegues a identificar qué es lo que realmente te interesa y que al mismo tiempo te hace sentir plena y feliz.

Recuerda que aunque ya tengas un trabajo estable que no necesariamente esté en línea con tus pasiones, siempre se puede buscar la forma de poco a poco sumarle cosas para llegar a ese punto o cambiar de rumbo.

¡El objetivo es que jamás dejes de buscarlo por más dificultades que encuentres!