RELAX

La Magia de Viajar

Me gusta ver la vida como un viaje enigmático con una significación brillante y clara pero a ratos misteriosa, una dualidad que complementa y enriquece. Este gran viaje admite estar compuesto a su vez de otros, una universalidad de viajes que toman sentido en su conjunto, conformando así al único y desafiante « viaje de vida ».

El fin y los objetivos conservan una calidad inspiradora y relevante pero ésta visión tiene más que ver con el trayecto, el medio y las personas a bordo.

Así seas emprendedora, estudiante, ama de casa, escritora, abogada, es tiempo de olvidar todo lo que el mundo nos debe o nos ha prometido para nuestra comodidad y es momento de tomar responsabilidad de nuestra felicidad y emprender grandes viajes. Hay suficiente allá afuera para ti y para mí.

 

 

 

Habrán muchos viajes que nos harán soñar, sufrir y aprender.

Habrán viajes cortos, largos y viajes simultáneos.

Habrán viajes que nos harán reconocernos en otros lugares y en otras personas.

Habrán otros en los cuales nos reinventemos.

Habrán los que nos hagan aterrizar en lugares lejanos y desconocidos pero en cuanto los descubramos, sabremos que fueron hechos para nosotras.

Unos cuantos en donde nos desconozcamos.

U otros viajes que nos hagan sentir, al menos por unos minutos que poseemos la verdad y podemos comprender la vida.

 

 

Incluso otros que parezcan ser una serie de retos que no den otra opción más que tener un crecimiento obligado y necesario.

Habrá veces que el viaje no implique un desplazamiento físico pero si un movimiento fuerte de ideas y visión.

Habrán viajes que no quisiéramos terminar y que nos harán descubrir el dolor detrás del adiós.

 

Hay viajes que se harán solos y otros más acompañados.

 

Quién le dará ese toque especial al viaje (además del clima, de la temporada, del medio que privilegiemos para viajar o de los destinos) serán las personas que nos acompañarán a lo largo del trayecto

Hay integrantes del viaje que no escogemos, que han sido designados con anterioridad, son parte de nuestra naturaleza y pilares de nuestra existencia, nuestro lugar seguro de aterrizaje.

Nos hablarán de amor, respeto y tolerancia por primera vez, si tenemos suerte veremos cómo ellos mismos practican esos valores con nosotros y los demás.

Nos enseñarán los elementos básicos para emprender nuestro viaje y no morir en el intento.

No serán un destino permanente porque ellos tendrán sus propios viajes que emprender.

Nunca nos separaremos totalmente de ellos porque la unidad en la naturaleza y el amor no conocen fronteras. Aún en divisiones atemporales y en distintos mundos permaneceremos juntos.

 

 

Lo evidente es que Al final emprenderemos vuelos distintos.

 

Hay otros integrantes que si se podrán escoger, que serán guías, consejeros, una casa segura, motivación y alivio, habrá otros que serán distracción, turbulencia, pasaportes perdidos y obstáculos para alcanzar el destino planeado. Algunos merecerán siempre el boleto premium en nuestras vida y hay otros que se ganarán de forma directa y sin escalas un veto de entrada a nuestra vida.

 

De todos ellos aprenderemos.

 

Cada uno de ellos, aún teniendo distintos matices, participará en el perfeccionamiento de nosotras mismas y de nuestra ruta de viaje así que merece la pena que guardemos con agradecimiento y recordemos con cariño lo que hayamos aprendido.

 

Lo evidente es que Al final emprenderemos vuelos distintos.

 

Habrán personajes fugaces, pareciera que viajaran con nosotras el tiempo « justo y necesario » y después se marcharán sin más ni más. Tal vez no conoceremos ni sus nombres pero nunca olvidaremos eso que nos han dado. Elegimos estar en su presencia pero su estadía puede ser tan efímera y tan importante que a veces se convierta en un viaje incierto e irreal.

 

Habrá personas que al contrario, son « las de siempre » las que « siempre están ahí » pero no notamos lo trascendental de su presencia hasta que no las tenemos cerca. También las elegimos pero pasan de pronto desapercibidas. Son importantes y también parte de nuestro viaje.

 

Ahora hablaré del integrante que es un completo ritual y aventura a escoger. Polémico y único. Tan libre y tan de nosotros. Es el personaje que exige un papel protagónico en nuestra vida y que por eso mismo no es fácil de reconocerle ni encontrarle, ni de cederle dicho asiento tan fácilmente. Reconoceremos este personaje en algunos charlatanes, nos harán cuestionar nuestro propio viaje, plantar dudas en nosotras mismas, preguntarnos si tendremos un destino acompañado o si seremos de esas personas que siempre viajan solas.

 

Si nos centramos en vivir mucho, en ser felices incluso cuando socialmente no se pueda (porque humanamente siempre se puede), en aceptar,  en tomar responsabilidad de nuestros comportamientos, cuando corrijamos con caridad y sobre todo, cuando nos amemos y respetamos mucho a nosotras mismas y nuestros sueños… damos espacio a que lo trascendental suceda.

 

Cada aventura que emprendamos se convierte en una puerta a nuevas emociones y tal vez un día puede que nos sorprenda y entre por esa puerta esa persona que se legitimará como nuestro compañero ideal de viaje.

 

No solo será nuestro más íntimo consejero y cómplice, con esa persona a bordo y a nuestro lado cumpliremos muchas de las aventuras más increíbles y gratificantes. Podrá ser un comienzo sin fin, un viaje de amor que retará a la gravedad, a la física y a las matemáticas. Un dos en uno, un dos que se puede convertir en 3, 4 o 5. Una suma de fuerzas que crean y comprueban que el amor es un recurso inmaterial infinito, que aunque se comparta no se termina y tampoco se desgasta. Que se hace más poderoso con el tiempo y tiene la propiedad de atraer la felicidad, la alegría, la confianza y otros recursos inmateriales indispensables en todo viaje.

 

Lo evidente es que Al final emprenderemos un vuelo juntos.

 

 

O si tenemos suerte, Será un viaje que emprenderemos juntos y no tendrá un final .

 

Es responsabilidad de cada una tener ese « feliz viaje »  pero sea un viaje individual o acompañado, espero estén disfrutando cada destino, cada estación y situación.

 

Espero que cada viaje emprendido confirme un sueño y no un miedo, que probemos los distintos sabores y matices que nos regala el tiempo, que nuestra maleta viajera nunca carezca de lo esencial, que maximicemos cada segundo de felicidad y amemos tanto nuestro tiempo que no lo sacrifiquemos dándolo a eso que delimita y destruye, que sigamos sumando muchos kilómetros, historias, personas y experiencias a nuestro viaje para que un día al mirar atrás podamos estar absolutamente convencidas que no hubo y no hay mejor lugar, tiempo ni espacio que «  el ahora » .

 

Por último les hago una invitación a un viaje que hoy comienza para mí y que me gustaría me acompañen muy de cerca.

 

Esta aventura es muy rosa, muy de todas, promete destinos inspiradores y justamente comienza este día con mi primera publicación. Espero me dejen llevarlas a conocer otros sitios y sobre todo sentirnos cada vez más orgullosas de pertenecer a este bello mundo y además embellecerlo y adornarlo con nuestra propia vida.

En este viaje le daré privilegio a la palabra para que sea medio de comunicación, transporte y puerta a nuevas vivencias.

 

Pónganse cómodas y sean bienvenidas a este viaje.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story