WELLNESS

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascia plantar es una estructura plana, gruesa y fibrosa formado por tejido conectivo situada en la planta del pie que se origina en el calcáneo y se inserta en todas las falanges proximales. Esta fascia o ligamento grueso se extiende en cada paso.

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia plantar que provoca dolor en el talón y a lo largo de la planta del pie.

 

 

El dolor de la fascitis plantar generalmente se encuentra cerca de donde la fascia se une al calcáneo, también conocido como el hueso del talón.

 

Causas de la fascitis plantar

 

Las causas de la fascitis plantar pueden ser variadas y multifactoriales, depende en gran medida de factores ambientales, posturales, genéticos entre otras por ejemplo:

  • Sobrecarga por actividad física o deportiva.
  • Retracción del tendón de Aquiles.
  • Enfermedades concomitantes.
  • Calzado incorrecto o defectuoso.

 

Síntomas de la fascitis plantar

 

La queja más común de la fascitis plantar es una sensación de ardor, o punzadas de dolor en el talón del pie. La mayoría de los pacientes sentirán esto por la mañana, porque el ligamento de la fascia se contrae durante la noche mientras dormimos; causando dolor al volver a estirarlo, al levantarnos ya que cuando salimos de la cama y se ejerce una presión sobre el ligamento, éste se tensa y el dolor es muy agudo.

 

El dolor generalmente disminuye a medida que el tejido se calienta, pero fácilmente puede regresar de nuevo después de largos períodos de pie, de actividad física, o después de levantarse después de un largo período de estar sentado.

 

El dolor es fuerte y puede llegar a ser insoportable, se siente en el apoyo del peso o durante el movimiento de flexión dorsal del pie, es decir, llevar los dedos hacia arriba y estirar la fascia. El dolor se encuentra en la región del talón, pero en casos severos puede ir hasta los dedos del pie.

 

 

Tratamiento en casa para la fascitis plantar

 

La fascitis plantar, como la tendinitis, debe ser abordada y atendida lo antes posible porque si se vuelve crónica puede llevar varios meses para que se cure.

 

 

El cuerpo de cada persona responde al tratamiento de la fascitis plantar de manera diferente y los tiempos de recuperación pueden variar. En primer lugar, es esencial dejar la actividad deportiva durante la fascitis plantar ya que puede agravar la situación.

 

La aplicación de hielo sobre la zona directamente afectada. Este se debe dejar durante 15 minutos y el resultado se evidenciará en la disminución de la inflamación y del dolor.

 

Es recomendable realizar masajes en la planta de los pies apoyándose del dedo pulgar, así se propicia una relajación de esta parte del cuerpo. También puede usar un cilindro para realizar los masajes en la planta del pie, generando una sensación de descanso, liberándolo de cualquier síntoma doloroso.

 

Se recomienda el uso de calzado adecuado que tenga una suela especializada, con el grosor y material indicado para proteger el talón y la planta del pie de cualquier impacto brusco contra cualquier superficie. Si es necesario, se recomienda el uso de plantillas ortopédicas para disminuir la tensión del pie.

 

¿Cómo prevenir la fascitis plantar?

 

Una de las más importantes es mantener un peso saludable para reducir la tensión en la fascia plantar.

 

Trate de evitar el caminar descalzo sobre superficies duras y reemplazar los viejos zapatos antes de ponérselos, sobre todo los zapatos que utilice para correr o hacer ejercicio.

 

En el ejercicio, comience lentamente y facilite nuevas rutinas para evitar el estrés repentino o excesivo de los tejidos.

 

Mantenga los músculos de la pantorrilla y el tejido de sus pies estirados. Una mayor flexibilidad en los tejidos hace que sean menos susceptibles al daño.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story

Deja un comentario