WELLNESS

Amigos No Por Favor

Se termina la relación, cosas pasan, otras se dicen… Y viene la pregunta del millón: ¿Podemos ser amigos? Pregunta que no solo hacen los “innombrables”, sino también la familia, los amigos y entonces ¿Podemos ser amigos? Esta semana en Mundo Rosa, debatimos el por qué todos necesitamos un tiempo para sanar, reflexionar y ser nosotros mismos, el por qué a veces es mejor cortar por lo sano, poner límites y saber dejar ir.

 

 

Sin duda alguna, nadie ni nada nos prepara para lo que sigue cuando se termina una relación, este proceso de individualizarnos de nuevo, pero he ahí el primer error: “Aun estando en pareja, nunca debemos perder nuestra individualidad, ¿Qué es eso? Aquello que nos hace únicos, aquello que disfrutamos hacer y eso sin lo que no podríamos vivir” Bueno es, que el tiempo todo lo cura, así que siempre será un buen momento para reencontrarte, ¿Cómo? Buscando actividades nuevas, que disfrutes, saliendo de tu zona de confort, para después volver a tener metas, logros y sueños por alcanzar.

 

 

Influye mucho el término de la ruptura, para que sepamos si esa relación es buena o no para nosotros mantenerla o tratarla de salvarla, me explico, si la relación  que termino fue una relación peculiarmente sana, donde ambos disfrutaron los momentos compartidos, mas sin embargo se llegó al acuerdo mutuo de terminar, entonces la relación (de amistad) podría salvarse, a su tiempo claro; Sin embargo si la relación fue tóxica, donde los celos, engaños, traición y el maltrato físico o psicológico eran cotidianos, no es una relación que te convenga mantener, pues, si la relación de pareja era de ese modo, ¿Realmente crees que sin haber un cambio SIGNIFICANTE, podría ser diferente? ¿Aun de amigos?

 

 

Independientemente, si tú tomaste la decisión de terminar, te terminaron o fue un acuerdo mutuo, algo que es básico y la clave para superar cualquier ruptura es: Tiempo. Todos necesitamos nuestro propio tiempo para reflexionar, llorar, agradecer y hasta para enojarnos, ¿Por qué es clave y básico? Por qué si seguimos sumergidos en la ruptura, ya sea físicamente como: compartiendo espacios, sentimentalmente: como seguir en contacto, con esas platicas que solo nos desgastan y deprimen, ó sexualmente: tratando de esa manera salvar una relación que ya no existe o en su bien compensando tal, no podremos sanar, pues no importa si sea reciente o ya haya pasado algún tiempo de nuestra ruptura, el estar al pendiente, saber qué hace, a donde esta y con quienes se frecuenta, aunque no nos demos cuenta, nos va enfermando, tergiversando nuestra realidad, poniendo un poquito de paranoia, depresión y muchas lágrimas de más a nuestro día a día.

 

 

Recuerda visualizar dónde y cómo quieres estar, precisamos recordarnos lo mucho que valemos, y aún más el porqué de la decisión, es decir, este tipo de decisiones no se toma de la nada, tiene su por qué y vale la pena, meditarlo. El mantenernos ocupados nos ayudará a relajarnos, pero más a no estar pensando en cosas que no nos traen nada bueno, evitar tener ocio en nuestras vidas, nos adelantará un poquito más a nuestra meta.

 

 

Nadie dijo que sería fácil, que no dolería, pero le debes a esa persona especial en tu vida, TÚ, el darte el chance de elegir sanamente a quién, cuándo y por qué tienes a personas en tu vida. Tu espacio es valioso, elige sanamente con quien compartirlo. Enseña a los demás, como te mereces ser tratado. Siempre que haya vida, hay espacio para el cambio.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story