WELLNESS

El Síndrome de Cuello de Texto

Utilizar durante horas el teléfono celular u otros dispositivos móviles, más de lo necesario en la escuela o el trabajo, provoca en jóvenes y adultos el padecimiento conocido como “síndrome de cuello de texto”.

 

Esa actividad implica tener el cuello y hombros en flexión durante mucho tiempo, tener una mala postura a la que el organismo primero se adapta y luego manifiesta la enfermedad en una contractura muscular.

 

Con el paso del tiempo, esta mala postura corporal desencadena un problema denominado “síndrome de cuello de texto”. Las personas más afectadas por este síndrome son, generalmente, diagnosticadas también como adictas a la tecnología.

 

 

Para conocer más respecto al síndrome de cuello de texto, te contamos de dónde surge, cómo prevenirlo y tratarlo.

 

Dean Fishman, un Fisioterapeuta de la Universidad de Florida, Estados Unidos, fue el primero en hablar de este problema. El término “cuello de texto” se debe a su nombre en inglés “text neck”y hace referencia a síntomas derivados de una postura incorrecta al mirar las pantallas de los dispositivos móviles.

 

Los síntomas más comunes son:

  • Dolores en el cuello
  • Rigidez cervical
  • Cefáleas
  • Contracturas y sensación de pesadez sobre los hombros
  • Dolores en toda la espalda.

 

Las personas con adicción a la tecnología o al teléfono móvil son más propensas a padecer el síndrome de cuello de texto. Las estadísticas indican que el 58% de los usuarios de smartphones sufrirá de esta afección.

 

La cabeza, en una postura correcta, pesa un promedio de 5,5 kg. Sin embargo, a medida que va torciéndose ese peso sobre las cervicales se va modificando: al inclinarse 15 grados pesa 12 kg; a los 45 grados, 22 kg; a los 60 grados, 27 kg. Este peso provoca grandes problemas en las vértebras y, en un futuro, puede causar deformación total del cuello alterando la curvatura original de la columna vertebral y problemas de pinzamiento vertebral.

 

 

Si el síndrome de cuello de texto no es tratado debidamente, puede desencadenar:

  • Subluxaciones
  • Hernias de disco.
  • Compresión de los nervios.
  • Deformación de la columna.
  • Pérdida de hasta el 30% de la capacidad pulmonar.
  • Problemas en el tracto digestivo.

 

En otros casos, el dolor llega a la zona lumbar (parte baja de la espalda) e incluso a las piernas porque hay un “efecto dominó”, En el caso de adolescentes y jóvenes, lo que se ha visto es que su cuerpo se adapta a la postura incorrecta, pero en algún momento manifiesta el dolor o la incapacidad para moverse.

 

Tratamiento

 

Los tratamientos recomendados para tratar el síndrome de cuello de texto son bastante costosos, ya que llevan procedimientos quiroprácticos y Fisioterapéuticos.

 

  • Se utilizan pesas, ejercicios de hombro y bandas de resistencia para ayudar a fortalecer el cuello.

 

  • Sin embargo, con algunos cambios de hábitos podrás prevenir este molesto y doloroso problema:

 

  • Siempre siéntate con la espalda erguida, contrae los músculos del abdomen para ayudarte a mantener la postura. Recuerda que para que la espalda no sufra, debes  respetar su curvatura natural.

 

  • Al mirar tu teléfono, ubícalo frente a tus ojos sin bajar la cabeza. Cuando leas, recorre el texto con los ojos y procura no girar el cuello mientras lo haces.

 

  • Revisa todos los lugares de trabajo y ocio. Observa si las pantallas, ordenadores, televisión, etc. están ubicados correctamente frente a tu rostro; sin tener la necesidad de doblar el cuello.

 

  • Cada dos horas descansa, pasea, realiza algunos movimientos para estirar y descontracturar.

 

You Might Also Like

Previous Story
Next Story