RELAX

5 Prácticas Para Salir Del Aburrimiento y Ser Más Feliz

Muchas personas perciben la felicidad como una meta a la que se llega después de muchos sacrificios, libros y todo tipo de estrategias, mientras otros la consideramos parte de nuestras vidas como cualquier otra emoción que pudiéramos tener. La felicidad está hecha de pequeñas cosas a las que la mayoría del tiempo no les prestamos demasiada atención por estar pensando en el momento en que llegará algo mayor, como si ella fuera a llegar con un cartel identificándose.

Otros la asocian al dinero y a la satisfacción de necesidades y deseos. El dinero no compra la felicidad, pero la posibilidad de estar económicamente estables es algo que deberíamos apreciar todos.

Si no estás contenta con tu rutina, sientes que estás perdiendo el tiempo o estás desmotivada por diferentes razones, te hace falta dejar la monotonía y ponerle un poco de emoción a tu vida. Con esto no me refiero a descargas adrenalina por deportes extremos o hacer cosas peligrosas, sino a que aproveches de mejor manera los días que vives. Recuerda que el tiempo es el recurso más valioso que tenemos, porque aparte de que no es renovable, cada segundo es único e irrepetible.

 

 

Hay personas que tienen absolutamente todo para ser felices pero no lo son simplemente porque no se han dado cuenta de las cosas que poseen. Esto por estar enfocándose en esas carencias, lo que les arruina la actitud y por ende dejan de atraer cosas buenas para su vida. Se vuelve como el ciclo de la negatividad y mientras más tiempo tardes en tomar consciencia, más difícil será para ti salir de él ya que los seres humanos somos seres de costumbres.

La buena noticia es que no tiene por qué ser así, tú puedes tomar al toro por los cuernos y hacerte responsable de tu propia felicidad. Si no eres de esas personas a quienes les agrada demasiado leer largos libros de autoayuda, sino que prefieren tomar acción, puedes empezar por estos cambios en tu rutina desde ya:

-Si te sientes aburrida lo primero que debes hacer es tomar la decisión de disponerte a realizar cambios. Es decir, no veas el aburrimiento como un estado, sino como la motivación para tomar medidas significativas que repercutan en tu día a día.

El aburrimiento viene dado por la sensación de que no estamos haciendo con nuestro tiempo lo que debiéramos o lo que queremos. Es una especie de advertencia que nos hace nuestra mente para decirnos que estamos desperdiciando ese valioso recurso. Así que apenas tengas esa sensación, trata de hacer algo, no te quedes con ella y mucho menos te sientas cómoda ahí. Si lo haces, luego se te dificultará más moverte a la acción.

Aquí seguramente viene la pregunta de oro ¿Pero, qué puedo hacer?

-Evalúa los momentos en los que te sientes aburrida ¿Durante qué horarios del día te pasa? ¿Es cuando estás sola, cuando estás en el trabajo? A partir de ahí podrás saber qué es lo que más te conviene.

 

Si te pasa durante tu tiempo libre:

Es importante recalcar que este no debes tomarlo necesariamente para el ocio, ocúpalo de manera significativa. Si tienes tiempos libres estables por la naturaleza de tu trabajo o estudios, o este depende de cada día, puedes establecer actividades específicas, como:

  1. a) Inscribirte en algún deporte: te beneficiarás dele ejercicio físicamente y con respecto a lo emocional conocerás nuevas personas con las que deberás trabajar en equipo y forjar relaciones que pueden durar hasta por el resto de tu vida.
  2. b) Aprender un nuevo idioma o un instrumento musical: tu cerebro se pondrá en marcha y definitivamente ya no tendrás mucho tiempo para aburrirte porque ahora deberás usar tu tiempo para practicar y consolidar los conocimientos que adquiriste en las clases.

Con un idioma nuevo tendrás más puertas abiertas profesional y personalmente ya que gozarás de la oportunidad de comunicarte con otras personas que en el pasado no hubieses podido. Y si aprendes a ejecutar un instrumento musical que te agrade te sentirás mejor contigo misma y quien sabe si hasta encuentres una nueva pasión en eso.

  1. c) Sirve como voluntaria en alguna organización de tu elección. Esta opción es muy buena para cuando las personas se sienten aburridas, porque aparte de darles algo en qué ocupar una parte de su tiempo, se sienten útiles ayudando a aquellos que agradecen su buen corazón. Hay organizaciones para ayudar a niños, jóvenes, adultos, mascotas y más, así que seguramente encontrarás algo con lo que te identifiques.

El voluntariado te abre los ojos y te da una nueva percepción de las cosas al estar en contacto con personas que están pasando situaciones difíciles, lo que te hará apreciar aun más tu salud y agradecer por todo aquello que posees.

  1. d) Lee más: esto te dará una nueva visión del mundo. Viajarás a través de las letras y podrás entretenerte o aprender, lo que te provoque ya que hay libros para todo. Una persona que lee es culta, desarrolla mejor su léxico y tiene buenos temas de conversación.
  2. e) Arriésgate: otras veces el aburrimiento llega porque sentimos que la rutina está muy presente en la vida. No tengas miedo de arriesgarte. En vez de ir al mismo restaurant de siempre con tus amigas, propón un nuevo lugar de encuentro. Ve al cine y elije una película que en otro momento no hubieses visto solo para vivir una nueva experiencia.

En fin, no te quedes siempre en tu zona de seguridad o confort. Cuando te salgas te darás cuenta de que hay muchas cosas que puedes lograr y que siempre han estado tu alcance, solo que tú no lo habías considerado en el pasado.

 

Si sientes aburrimiento cuando estás en el trabajo:

Evalúa las razones por las cuales sigues en él. Deberías estar en un sitio donde sientas que pones en práctica tu vocación, pasión, te sientes útil y además tienes la oportunidad de crecer profesionalmente.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story