WELLNESS

¡Sufrí una lesión! ¿Qué me pongo, frío o calor?

El frío y el calor aplicados en alguna zona de dolor calman molestias, por ello son dos de las terapias más comunes para aliviar dolores musculares o articulares. Pero cuando recurres a estos medios físicos en casa, muchas veces desconocemos cuándo es adecuado aplicar una u otra.

Desde el punto de vista fisiológico en la lesión músculoesquelética por el daño a los tejidos, el edema, el espasmo y la inflamación aumentan el estímulo de los receptores del dolor a nivel muscular y de la médula espinal y se produce una mayor respuesta de la actividad motora. Tanto el calor como el frío disminuyen el dolor y el espasmo muscular pero la forma en que actúan sobre el metabolismo es diferente y muchas veces sus efectos son opuestos.

La diferencia radica en si te has lesionado hace menos de 72 horas, o se trata de un dolor que padeces desde hace días.

Vamos a explicar cómo utilizar correctamente frío o calor de la forma más eficaz y sus efectos en el organismo.

 

 

Frío

 

 

¿Cuándo aplico el frío?

  • Patología muscular (sobrecarga, rotura de fibras, contusión): aplicar durante las primeras 72h.
  • Contusiones: aplicar al instante de producirse la contusión.
  • Patología tendinosa (tendinitis, tendinosis): aplicar cuando duela.
  • Patología articular (esguince, torcedura, fractura, luxación): aplicar durante las primeras 72h.

 

Efectos del frio:

  • Efecto analgésico que alivia el dolor del traumatismo.
  • Disminuye el dolor, el espasmo muscular y la hemorragia acelerando el proceso de recuperación de la lesión.
  • Cierre de los vasos sanguíneos (vasoconstricción) que impide que llegue más sangre a esa zona disminuyendo y ralentizando el proceso inflamatorio y de propagación.

 

¿Cómo aplicar el frio?

  • No aplicarlo directamente sobre la piel: el hielo tiene un efecto anestésico que impide percibir una quemadura por frío en la piel.
  • No aplicarlo más de 10 minutos cada dos horas.
  • Es importante no sobrepasar este tiempo para evitar el “efecto rebote”. Éste se da cuando la temperatura de la piel baja en exceso y el cuerpo provoca una vasodilatación para que llegue más sangre a fin de subir la temperatura de la zona y así́ evitar la quemadura por frio. Esto supondría el efecto contrario al deseado.
  • No usarlo más de 3 días para no dificultar el proceso de cicatrización.

 

NOTA: En niños y adultos mayores estricta vigilancia, al igual que en personas con padecimientos oncológicos.

 

Calor

 

 

¿Cuándo aplico el calor?

  • Patología traumática: aplicar pasadas las 72 primeras horas.
  • Patología muscular (contracturas, lesiones por un esfuerzo excesivo): aplicar cuando duela.
  • Patología articular (rigidez, tortícolis, mala postura): aplicar cuando duela.
  • Antes de entrenar, para aumentar la flexibilidad y evitar lesiones.

 

Efectos del calor:

  • Aumenta el flujo sanguíneo, mejorando el aporte de nutrientes a los tejidos afectos, lo que acelera el proceso de cicatrización.
  • Disminuye la sensación dolorosa.
  • Aumenta su elasticidad y plasticidad, lo que mejora la contractibilidad del músculo y disminuye la rigidez articular.
  • Conviene no olvidar que el calor no es un tratamiento en sí, sino una simple ayuda. Si calentamos un tejido para prepararlo para un tratamiento, pero no lo tratamos, no servirá de nada.

 

¿Cómo aplicar el calor?

Ya sea calor seco o húmedo:

  • No aplicarlo más de 15 minutos cada dos horas: aplicar calor sobre una zona durante mucho tiempo (como por ejemplo poner durante varias horas la manta eléctrica) es muy dañino porque provocará un edema y una posible quemadura
  • Tras aplicarlo es importante realizar un estiramiento de esa musculatura para así́ completar el tratamiento.
  • En caso de traumatismo no usarlo antes de que hayan pasado de 48 a 72 horas de la lesión.

 

NOTA: En niños y adultos mayores estricta vigilancia, al igual que en personas con padecimientos oncológicos.

 

Es importante acudir con un especialista para realizar un diagnóstico específico sobre la lesión que cursas, ya que un mal manejo de este puede causar complicaciones futuras.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story