PENSAMIENTO

Mi Vida Sin Ellos

Muchas personas pasarán por nuestras vidas, a lo largo de esta, por ello cada relación independientemente sea de pareja o no, necesita su tiempo, su etapa y de haber separación su duelo, pero ¿Qué pasa cuando nos saltamos de una relación a otra? ¿Qué pasa si no nos dejamos sanar? ¿Un clavo saca otro clavo? ¿Se puede olvidar gracias a la compañía? Esta semana en Mundo Rosa, debatimos el por qué un tiempo a solas es necesario, contestamos las interrogantes y ¿Por qué no? Nos damos un abrazo de aliento.

 

 

 

 

Todos conocemos a esa amiguita o amiguito, que pasa de una relación a otra, y a veces hasta nosotros caemos en ello, entonces ¿Qué pasa? Si bien es cierto que el estar activo te ayuda a no pensar, también él no pensar te hará cometer errores, me explico, si uno pasa de una relación a otra sin darse el tiempo de procesar los sentimientos, las vivencias, los momentos juntos, el que estoy sintiendo, como lo manejo, y en sí la relación en general, estamos propensos a repetir los mismos errores, pues aún no hemos procesado la relación anterior. Si fue o no tú “culpa” la separación anterior, algo debiste haber aprendido, quizás el darte cuenta de lo que realmente importa para ti, abrir los ojos para saber decidir, o simplemente notar que no quieres una relación como la anterior; pero algo se debió haber quedado, pues las relaciones son experiencias, vivencias, que después de todo forman parte de nuestra interacción y desarrollo personal.

 

 

-Todos necesitan un “Tiempo para mí”-

Y es que parece que cuando estamos en pareja, se nos olvida nuestra individualidad, y en relaciones tormentosas, pasionales, y románticas, como que nos perdemos, pareciese que se nos olvidó quien éramos antes de estar en pareja; es por ello, que tomarse un tiempo después de una separación es fundamental, necesitas tiempo para hacer lo que solo tú disfrutas, lo que te hace sentir pleno, lo que te apasiona, pues si no, si no nos damos ese tiempo, es por eso que nos buscamos en el otro, surge la necesidad de que la otra persona nos defina, que llene ese hueco, buscamos ser, y ser, pero no somos nosotros mismos.

 

¿Cuándo sabré que ya es tiempo? Esperar, no es para muchos, pero, si no estamos bien con nosotros mismos y no sabemos lo que queremos, yendo así por la vida podemos lastimar a las personas, no sería adrede claro está, mas sin embargo para poder estar con alguien, primero tenemos que saber estar con nosotros mismos, el día que no necesitemos la validación inmediata de los demás, que vivamos nuestras vidas sin necesidad de ser novio o novia de alguien, que enserio disfrutemos nuestro ahora, ese será el día en que solito llegará, sin buscarlo, sin estrés, sin apuros o ataduras.

 

 

Cuando estamos en sintonía con nosotros mismos se siente una energía diferente, no buscamos quien nos cambie, quien nos salve, quien mejore nuestras vidas, si no, aceptamos al amigo, compañero, amante o confidente de vida, para hacer una mancuerna, conservando nuestras individualidades y creando una pluralidad mutua que podamos compartir, nadie cambia a nadie, si no, uno celebra las diferencias del otro. Recuerda que el amor propio, aunque se olvide, siempre está esperando ahí a que lo notes, pues es tan tuyo y parte de ti, que solo tú sabes cómo hacerlo relucir, como disfrutarlo y potencializarlo. Amate, para que puedas amar aún más a los demás; el cuerpo, la mente, el autoestima y el amor propio, son como una planta, que al igual hay que regarlos, cultivarlos e ir eliminando esos pensamientos que nada bien nos hacen, esos hábitos que nos entorpecen y hacer espacio para los sueños que están por realizarse.

 

Ayuda pide, quien sabe amar desde adentro.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story