WELLNESS

Cómo Ser Tu Mejor Versión Cada Día

El que podamos mejorar nuestra vida en muchos aspectos puede ayudarnos a sentirnos mejor como persona y se hace mucho más fácil aprender a vivir feliz.

La vida en realidad consiste en superar nuestros propios límites emprendiendo un camino de constante evolución. Muchas personas no son conscientes de esta necesidad y jamás logran superarse.

Otro hecho, además de la falta de conciencia, que nos impide convertirnos en mejores personas es cuando estamos determinados a lograr nuestros objetivos de cualquier manera, sin tomar en consideración a quienes forman parte de nuestro entorno, llegando a lastimarlas o afectar su autoestima.

 

 

Es por esto que muchas personas alcanzan el éxito que anhelan, pero una vez que están allí sienten soledad, vacío, no tienen amistades sinceras, y en ese momento se dan cuenta que todo es producto de su forma de actuar, y que esa es la razón por la cual todos se han alejado.

Para que no llegues a sentir tristeza y soledad compartiremos contigo algunos consejos que te ayudarán a sentirte mejor como persona, y que también te serán útiles para tener cerca de ti gente que realmente te aprecie y puedan darte apoyo en todas las situaciones.

 

Consejos para convertirte en una mejor persona

1-Sé cordial: la educación de una persona es el primer aspecto que dice con quién estamos tratando. Es importante que al llegar a un sitio le digas a todos los presentes “buenos días”, “buenas tardes”, “buenas noches”, según sea el caso. Ser amable también implica el que saludes a tus compañeros, vecinos y familiares cuando los veas al salir de casa, y no que continúes caminando, desviando la mirada y pretendiendo que jamás los has visto.

 

2-Aprende a mostrar agradecimiento: no sólo por todas las cosas buenas que tienes en tu vida, sino también agradecer a las personas que te han tendido la mano cuando lo has necesitado. Recuerda siempre dar las gracias, bien sea personalmente, por teléfono, con una nota, o con un pequeño detalle en retribución a su apoyo.

 

3-Ofrece tu ayuda: de igual modo también debes estar para otros, así como los demás también te ayudan. Cuando una persona necesite de ti, trata de estar allí. Incluso, si no te piden ayuda, pero observas que esa persona necesita un poco de apoyo, simplemente ofrécete de manera voluntaria. Toma un segundo y no te excuses mencionando tus ocupaciones. Siempre hay tiempo cuando se trata de ayudar.

 

4-Ten paciencia: sobre todo con quienes forman parte de tu entorno familiar, laboral o con tus amistades. Evita obstinarte, respira un poco, toma las cosas con calma. Esto también será beneficioso para tu salud, y las demás personas podrán aprender con tu ejemplo. La paciencia es un atributo que todos admiramos.

 

5-Comunícate con tus seres queridos: tus amistades, compañeros de estudio, familiares y conocidos. No te aísles ni rechaces siempre sus invitaciones. Trata de compartir lo más que puedas. Los buenos momentos son los que perduran. Cuando tienes cerca a personas que te quieren, estos también te socorrerán cuando te sientas mal, necesites un poco de ayuda o cuando atravieses un momento difícil en tu vida.

 

6-Mantén el optimismo: ya que esta es otra cualidad que mantiene cerca a las personas. Cuando permitimos que el negativismo o el pesimismo se apodere de nuestras vidas, y todo lo que hacemos es quejarnos, podremos notar que de manera inmediata casi todos comienzan a tomar distancia. Esto es porque a las personas les gusta estar cerca de quienes sonríen frecuentemente, son alegres, ven lo mejor de cada situación y son capaces de hacer sentir bien a los demás a través de la buena energía que transmiten.

 

7-Enfócate más en lo espiritual: que en lo material. A medida que transcurran los años, vas a notar que hay cosas más importantes que los objetos de valor y que la abundancia de dinero. Todas las cosas se dañan o dejan de interesarnos, mientras que el dinero no hará que compremos la bondad ni el cariño de las personas. Lo mejor es construir relaciones sólidas, basadas en el respeto, la amabilidad y la solidaridad.

 

8-Ocúpate en aquello que te hace feliz: porque esto nos ayuda a sentirnos mejor e irradiar alegría. Cuando nos dedicamos a un trabajo que no nos gusta, lo más probable es que nuestro humor sea pésimo y será mucho más complicado poder sonreír, tratar bien a los demás, o intentar ser felices. Cuando no nos sentimos bien, nuestro entorno también oscurece y hace a que los demás permanezcan lejos de nosotros.

 

Todos los días tenemos una oportunidad para dar lo mejor de nosotros y ayudar a los demás. Cuando tomamos conciencia y decidimos superarnos, convertirnos en mejores personas y dar al mundo la mejor versión de nosotros, no sólo nos sentiremos mejor, sino que la percepción que tienen otras personas de nuestra personalidad también cambiará y estos estarán en disposición de ayudarnos en todo momento.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story

Deja un comentario