WELLNESS

Curiosidad Por Tu Bienestar

Se dice que en 1970,  Steven Kuhnau, adolescente intolerante a la lactosa, comenzó a elaborar mezclas, con la promesa de disfrutar algo similar a los batidos comunes. Mezcló de manera casera: fruta fresca, hielo, hasta alcanzar el punto justo de un smoothie con los nutrientes y el jugo de fruta. La decoración, el nombre y la tendencia, llegaron después.

 

 

Me declaro curiosa, aunque no experta. Empecé a preparar smoothies, por mi trabajo, porque me llamaban la atención cómo se veían los Mason Jars y lo que se llegaba a obtener de estas mezclas, por cómo se endulzaban de manera natural y los colores que se obtenían de cada bebida.

Si no tienes la costumbre de comer frutas, este es un método eficaz para iniciarte como smoothie lover, con ingredientes que seguramente tienes a la mano.

Si echas un vistazo a lo que hay en la cocina, seguro encuentras algo con lo que hagas una nueva mezcla.

 

Smoothie Rojo

 

 

9 trozos de fresas congeladas

3 trozos de piña congelada

2 trozos de manzana roja congelada

2 trozos de plátano congelado

¼ de pepino sin cascara

½ taza de agua

Y ¡licúa!

 

No acostumbro endulzar los smoothies, todo se lo dejo a la naturaleza de las frutas, pero si quieren más dulzor, agreguen 1 cucharada de miel.

El secreto del espesor, es que la mayoría de los ingredientes estén congelados.

Lo mejor es que me adentré en el ambiente de bienestar alimenticio, por compenetrarme más en mi trabajo. Un consejo: no tarden tanto tiempo como yo para involucrarse más en un saludable comer.

 

Smootie Post-Invierno

Insisto en que “nadie se va a interesar por nosotras, como nosotras mismas”. Insisto también en que “nadie lo hará por nosotras”. Aplica en todo. Así que, para “luego” es tarde.

 

 

Ingredientes:

¼  piña en trozos congelados

3 plátanos en trozos congelados

1 rebanada de manzana verde

½ taza de leche de almendras

Y ¡licúa!

 

Para fuera esa flojera invernal, arriba el ánimo de que llegue la siguiente estación y con esto: el break vacacional, el cambio de tonalidades en el outfit y en el make up.

Incluso ¡nadie va a disfrutar esa carcajada como tú!

You Might Also Like

Previous Story
Next Story