WELLNESS

Cómo Ayudarnos en la Prevención del Cáncer

El cáncer es una de las causas de muerte más importantes en el mundo. En 2015, la OMS registró 8.8 millones de muertes relacionadas con este padecimiento. Afortunadamente, cada vez es mayor el conocimiento que tenemos de esta enfermedad, así como las alternativas de tratamiento y prevención.

El cáncer puede afectar cualquier órgano del ser humano y presentarse en cualquier etapa de la vida, pero no solo afecta la salud de su portador, pues también afecta gravemente su bolsillo. Una sola sesión de quimioterapia puede costar hasta 10 mil pesos, y los medicamentos para tratar la enfermedad son caros. Es por esto que además de cuidar la alimentación y el deporte, es necesario contar con un seguro médico contra el cáncer.

 

 

Prevención

Se estima que entre el 30% y el 50% de los casos de cáncer pueden haberse prevenido. ¿Cómo? La genética juega un papel importante en la aparición de enfermedades crónicas o degenerativas, pero también los factores externos pueden hacer la diferencia. Es importante cuidar la exposición al sol, no fumar, realizar actividad física al menos tres veces por semana y llevar una alimentación balanceada.

A pesar de llevar un estilo de vida saludable, no siempre se puede evitar la aparición de la enfermedad. Es esencial prevenir también desde el lado financiero. Para esto, nada mejor que un seguro médico complementario que cubra específicamente este padecimiento.

Muchas personas solo voltean a ver a las compañías aseguradoras luego de una mala noticia con el médico, cuando lo ideal es hacerlo estando completamente sanos. Siempre es mejor recurrir a la protección previa: primero por la dificultad que existe muchas veces para contratar un seguro si hay enfermedades preexistentes y, segundo, porque la idea es estar protegido en todo momento, para poder actuar de inmediato, y proteger la salud y la vida. El costo mensual o anual de los seguros también es mucho más bajo mientras más joven se contrate.

 

¿Qué alternativas hay?

La prevención y la detección temprana son nuestra mejor arma en nuestra lucha contra el cáncer, pero debemos considerar que, aun así, puede presentarse. En este caso, es bueno estar prevenido y contar con un seguro que nos respalde en lo médico y lo financiero; lo mejor es, desde luego, nunca tener que usarlo.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story

Deja un comentario