PENSAMIENTO

La Fuerza de las Brujas en el Siglo XXI

Cuando decimos la palabra “bruja” visualizamos de inmediato a una mujer vieja, fea, narigona, con sombrero de punta y un gato negro, el cual no puede fallar. Se decía que estas mujeres tenían el poder de cautivar a los hombres, adivinar el futuro con runas y hasta ser capaces de hablar con el demonio. Se cree que estas malvadas doncellas fueron enjuiciadas, torturadas y quemadas.

Pero, ¿existen aún las brujas en pleno Siglo XXI?, la respuesta es sencilla: sí.

 

 

Claro que no las vemos con sombreros de punta y escobas voladoras. Las vemos con diversos disfraces como el de abogada, doctora, mercadología y hasta con envestidura de primera mandataria. Y por supuesto, estos atuendos aterrorizan  a muchos sectores de nuestra sociedad, al igual que aquellas mujeres feas y narigonas del pasado.

¿Por qué espantan estas “brujas” modernas? Por qué representan a una mujer dedicada, con proyectos, viviendo su propia vida y sobre todo “capaz de crear”. Evidentemente estos atributos causan terror dentro de una sociedad machista y dominada por el falo, en donde pareciera ser que el éxito es solo propiedad de los hombres y las mujeres deben conformarse con un papel secundario.

En el Siglo XXI no quemamos brujas, pero si se les castiga y “tortura” con sueldos inferiores, desvalorizando sus logros, discriminando sus ideas, creyendo que su única función es la de ser madres  y en el peor de los casos se les acosa sexualmente. Desafortunadamente seguimos viviendo en un país con una estructura que continúa viendo a la mujer como objeto y pertenencia.

 

 

Escribiendo este texto pensé en varias soluciones para este problema, pero definitivamente la mejor opción de ellas es la denuncia. Estamos ya en una generación de mujeres emprendedoras y así como tienen la fuerza para lograr sus metas, también deben de tener la fuerza para hablar y poner en evidencia los pensamientos misóginos.

Lejos de quemar bujas, felicitemos a la mujer emprendedora.

Lejos de torturar brujas, sintámonos orgullosos de los logros que tiene una mujer.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story