WELLNESS

Espíritu Navideño

Estamos comenzando la época más efusiva del año, para muchos la temporada de mayor empatía, donde el optimismo se incrementa,  momentos para convivir y  disfrutar en familia, el amor que acoge el hogar, luces que adornan ventanas, nochebuenas por doquier,  automóviles con árboles en los toldos e incluso “disfrazados de reno o con gorros enormes” ese es el ambiente que provoca la navidad.

Los aromas característicos en estas fechas salen a flote, provocando reacciones en los  sentidos más vulnerables, poder distinguir el fresco olor a pino, o saborear un rico ponche (mira que esperar todo un año) además las posadas se convierten en una parte más del itinerario. Las películas navideñas no pueden faltar, te preparan casi todo un mes para recibir el 24 de diciembre.

La música en los centros comerciales cambia por completo, los tonos de los villancicos suena continuamente por los pasillos,  reafirmando el fin de año, incluyendo el  incremento de personas y las largas filas para  efectuar los pagos, (todos parecen que necesitan comprar cosas) siempre con la  mentalidad y  buenos deseos por adquirir regalos u ofertas de fin de año.

Cenas empresariales se realizan incluso entre semana con el fin de convivir y reforzar las relaciones de trabajo, los reencuentros entre amigos es más común, y las familias se juntan, en algunos casos después de haber estado distanciado por un año.

Pero, no todo es color rosa (bueno, en este caso rojo) existe también el otro lado de la temporada, donde muchas personas consideran un hecho de hipocresía ¿Por qué solo perdonar en diciembre? ¿Por qué convivir solo en estas fechas?  Si debería de ser todo el año; estar con la familia, siempre debería ser un acto primordial.

 

 

Recordemos que hace unos meses México paso por una de las mayores desgracias, y ese fue el momento de unión que hace único a este país, no esperemos que ocurra otro infortunio, la empatía debe de perdurar todo el año, al menos de nuestra de parte, actuar con respeto,  tratando de ayudar a los más desfavorecidos, fomentar buenos valores a los nuestros. Disfrutemos de estos tiempos agradezcamos y cerremos ciclos para un mejor bienestar.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story