PENSAMIENTO

5 Cosas Que Llevan a una Mujer de Negocios al Éxito

El girl power debe estar presente en todos lados, pero sobre todo en el mundo de los negocios. El campo empresarial es súper desigual para con las mujeres respecto a oportunidades. Sólo 1 de cada 5 mujeres se considera a sí misma empresaria, mientras que los hombres lo hacen 3 de cada 5.

Quizás se deba a la propia exclusión del medio que las mujeres buscamos no participar en él, pero esta es una realidad que debe, puede y va a cambiar; de hecho ya lo está haciendo. Por ejemplo, en Gananci nos muestran las cualidades que el liderazgo de las mujeres aporta a este mundo de negocios actual.

Pero muchas mujeres no saben si quiera por donde comenzar a ejercer su influencia en los negocios, por lo que hoy hablaremos de las cualidades que debe ejercitar una exitosa mujer de negocios.

 

  1. Conoce tus habilidades

La confianza en nosotras lo es todo; mucho más en los negocios, ya que las habilidades técnicas y blandas deben renovarse constantemente. Además, el hecho de saberse con las miradas encima solo por ser mujeres es algo que puede afectarnos.

Por lo que debemos confiar plenamente en lo que hacemos y cómo lo hacemos. Esto nutrirá nuestro actuar y manera de desenvolvernos en el medio. Entre un hombre y una mujer con el mismo CV, el hombre tiene más probabilidades de ser escogido y además recibe un 30% más de remuneración por la misma labor.

El margen de error es mínimo, pero tenemos con qué. De no ser así, los hombres no el temerían a una falda en la oficina.

 

  1. Usa tus encantos

No nos engañemos, tenemos un don físico y debemos usarlo. Mientras que un hombre de negocios puede pasar desapercibido y ser otro más del montón, las mujeres destacamos en un entorno entre machos.

No, no hablamos de coquetear, ni siquiera de mostrar demás en la ropa. Estamos hablando de resaltar los encantos físicos como la presencia y el rostro para hacernos sentir en el medio.

En una reunión de negocios, nuestro perfume siempre destacará; nuestras uñas arregladas llevarán las miradas hasta donde queremos y además, nuestra sonrisa puede persuadir el trato adecuado.

 

  1. Priorizar

El tiempo de una mujer está mucho más contado que el de un hombre. Para las que tienen hijos, las obligaciones de la maternidad nos “amarran” muchas veces, por eso tenemos que saber hacer primero lo primero.

La higiene y la apariencia personal de una mujer requiere de más cuidado y más tiempo, esto también resta horas productivas valiosas; otro motivo para priorizar.

Lo bueno es que está demostrado pro al neurociencia que somos más eficaces que ellos haciendo 2, 3 y hasta 4 tareas a la vez. Usemos sabiamente ese don de la naturaleza y acerquémonos al éxito.

 

  1. Inteligencia emocional

Las hormonas son todo un tema cuando se trata de mujeres, nosotras lo sabemos. En algunos casos más que en otros nos llevan a reaccionar y hacer cosas que sin pensar, pero debemos controlarnos.

La inteligencia emocional es la herramienta para vencer la bilogía. Entrenar nuestro cerebro para los auto-controlarnos es la clave para no sentir debilidad ante la presión y para no estallar cuando las cosas no nos salen bien.

Somos conocidas por ser mucho más emocionales que los hombres, esto también está relacionado con la bilogía. Pero también está demostrado que podemos vencer esta debilidad. Oprah es un gran ejemplo de ello. Fue la primera mujer billonaria del planeta, es de color y de raíces muy pobres, esto de seguro no fue casualidad.

 

  1. Protege tu vida privada

Por motivos sociales y culturales que ya conocemos, estamos “vetadas” de comportarnos de muchas maneras. Por supuesto que esto afecta muchas veces nuestra manera de comportarnos, ya que sabemos que de nosotros se espera una respuesta determinada.

Así que debemos saber ser inteligentes y mantener nuestra vida intima y familiar alejada de entorno. O en su defecto, poner un límite de lo que mostramos. Uno que nos permita estar cómodas, pero a la ve concentradas y sin mostrar puntos débiles para recibir golpes bajos.

No buscamos caer en el sexismo ni en la guerra de sexos. Se trata de reconocernos diferentes y aminoradas; pero con mucho camino por recorrer y muchas oportunidades por delante.

¡Girl power!

You Might Also Like

Previous Story
Next Story

Deja un comentario