WELLNESS

Mi México

México no es su gobierno, México no son sus notas amarillas, México no son groserías… México, mi México es su hermosa gente, su solidaridad, México es un país donde el que menos tiene, es el que da todo, México es cultura, México es colores, México es amor. Esta semana en Mundo Rosa, nos damos todos un abrazo, nos regresamos la fe, aplaudimos y honramos a su gente, nuestra gente que con sus manitas ha dado tanto por nuestros hermanos, manos trabajadoras, que demostraron que como México no hay dos.

Debo confesar, que debido a las catástrofes que sucedieron en Chiapas, Oaxaca y México, había perdido la fe, me lo tome muy mal, al ver tantísima gente sufriendo, pues no entendía por que pasaban este tipo de cosas, parecen y se ven tan imposibles hasta que nos tocan. En esos momentos, donde no sabes si tu familiar está bien o no, donde sentiste el morir tan cerca, sin duda algo cambia, y es cuando debemos rescatar y valorar lo que es importante.

 

No fue sino al prender la televisión, en cuanto mi dolor de estómago, mis ganas de llorar cambiaron… pues vi amor, vi solidaridad, vi a México. Personas que sin conocerse, estaban unidas para ayudar, sin importar status, clase o rol social, todos como hermanos, haciendo lo mejor que podían, todo, para salvar lo más preciado, vida. Daban ganas de llorar, pero no de dolor, si no de orgullo, orgullo de caer en cuenta que ¡Sí! Si existe la humanidad, si existen las buenas personas, si hay esperanza. Te hace sentir que no estás solo, que si algo pasa, siempre habrá ese alguien que te ayudará. Actos, que te regresan la fe.

 

Me encanta ver que México ya despertó, me da mucho orgullo decirlo, pues ya las personas no se están quedando calladas, están actuando por y para su pueblo, gracias a las redes sociales, no hay mayor prueba que un video no afirme o niegue, la sociedad no se está dejando apantallar tan solo por la televisión y creo sinceramente que estamos creciendo como país. No es un México conformista, no más.

El alma regocija al ver como una señora mayor, quien a simple vista no tiene nada que dar… lo da todo por su México, su gente, eso, es México. Sé que después de lo que pasó, es difícil buscarle un lado bueno, pues jamás, nunca nada que se lleve consigo vidas lo tendrá, pero, si debemos hacer énfasis en la reacción de la gente, nuestra gente, de la solidaridad que estamos viviendo, no dejemos que los medios, las mentiras y el gobierno nos quiten eso; pues esos actos, esa entrega de aquellas personas, son un acto de amor, una prueba de fe, para todos nosotros.

 

Puedo decir que mi fe regreso, y regreso para quedarse. Un beso a todos los que nos leen, recuerden que nunca es tarde para ayudar, infórmense a través de redes, para el tipo de ayuda que se necesita, y donde dejarla.  Los que nos leen de otros países y están pasando dificultades, no están solos, y esto aplica para el mundo entero, siempre, siempre seremos más los buenos. Un beso y bendiciones a todos aquellos que fomentan la ayuda, la solidaridad y la vida.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story

Deja un comentario