WELLNESS

5 Recomendaciones Para Vencer El Miedo

El miedo es una emoción que no tiene por qué ser negativa. De hecho es un elemento que necesitamos para mantenernos a salvo, nos hace conscientes de que hay un peligro, del cual debemos protegernos.

El problema existe cuando este miedo nos paraliza y no nos deja seguir adelante, ni reaccionar de la manera más adecuada y hasta nos puede frenar de vivir a nuestro máximo potencial. Si te ha pasado, mira en Gananci estos 9 pasos para volver a disfrutar tu vida.

Como todas las cosas, el miedo en exceso es malo, así como la falta de este nos expondría a peligros que podríamos haber evitado simplemente al tener un poco de instinto. El miedo es una emoción que no empezamos a sentir sino hasta que tenemos cierta edad, por eso los niños son incapaces de medir el peligro y necesitan de nuestros cuidados constantes.

En la actualidad ver las cosas que pasan y dejar que nuestros pensamientos vuelen libremente a partir de ellas, sería prácticamente  caer en una espiral de miedo ya que no somos robots y podemos ser propensos a que nuestro nivel de miedo se incremente por la razón que sea.

Hay países en Latinoamérica donde la inseguridad por el hampa se desborda, en Europa el terrorismo trata de ganar terreno mientras que en otros lugares del mundo las guerras y amenazas de guerra mantienen en vilo a la población, entre otras situaciones muy graves.

Tal vez tú no estés pasando por ninguno de esos problemas extremos, pero el miedo que sientes sí es real, si te está afectando en tu vida diaria y sí quieres superarlo, así que sigue leyendo porque a continuación encontrarás ciertas claves que te ayudarán en el proceso:

 

No sientas vergüenza

El miedo es una emoción natural, por lo que no debes avergonzarte de sentirlo, como dije anteriormente es un mecanismo de defensa de nuestro cuerpo para protegerse de las amenazas.  Eso solo significa que estás vivo y que te aprecias.

 

Identifícalo

Ahora piensa en qué es lo que te produce ese miedo. Eso sí, te pido que vayas más allá de la simple afirmación, ejemplo “tengo miedo de hablar en público” o “tengo miedo de fallar en mi próxima entrevista de trabajo”.

Lo ideal es que identifiques la verdadera fuente de ese sentimiento ¿Es que tienes miedo de quedar avergonzado en público, o de que no te den el trabajo? (usando el mismo ejemplo anterior) una vez que tienes bien identificada la razón de tu miedo, podrás buscar las maneras más efectivas de dominarlo.

 

Piensa en frío

Una vez tienes identificada la causa real de tu miedo, pregúntate si esa situación de verdad pone en peligro tu vida. Esto es porque si volvemos a la raíz de la existencia de esa emoción esta sería la protección a nuestra integridad física, por lo que si logramos separarnos, ser imparciales y llegamos a la conclusión de que esa situación no nos pone en peligro, te sentirás mucho más calmado.

La mayoría de nuestros miedos son creados por nuestros pensamientos, no por cosas que estén ocurriendo en la vida real, sino de lo que pensamos a partir de ellas. Esto quiere decir que si educamos a nuestra mente para pensar lo más objetivamente posible con respecto a este tema, seremos más exitosos domando sus consecuencias.

 

Visualízate

Una vez estás consciente de que tu miedo en realidad no representa una amenaza para tu salud, ni tu integridad física, haz el ejercicio de imaginar cómo te sentirías si no tuvieras ese miedo ¿Cómo sería tu vida de diferente? ¿Qué cambiaría en ti? ¿Cómo te comportarías si no sintieras esa emoción?

Mientras te imaginas, permítete explayarte en ese pensamiento y hacer real en tu mente cada una de tus respuestas a las preguntas anteriores, para que puedas experimentar las sensaciones de libertad, de valentía, entre muchas otros. Aprópiate de cada uno de esos sentimientos para que ellos te den la fortaleza de convertirlos en realidad.

 

Enfréntate

Dentro de tus posibilidades y luego de haber pasado por los pasos anteriores, busca la manera de enfrentar ese miedo. Preferiblemente acompañado de alguien que te apoye y si sientes que no puedes hacerlo solo porque tu miedo ya se convierte en pánico, angustia, ansiedad y otras emociones negativas, busca ayuda profesional que te guíe a través de una senda personalizada para ganarle la batalla.

En caso de que estés dejando de hacer cosas que te gustan o en las que eres bueno por el simple hecho de temer al qué dirán de los demás, mira cómo superar el miedo a las críticas.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story