PENSAMIENTO

Envidia Sana

¿Existe la envidia sana?  

 

Alguna vez te has planteado la pregunta, ¿existe la envidia sana? Pues muchas veces la envidia viene acompañada de sentimientos negativos, pero si se puede ver de una manera más “sana,” entonces tal vez no sea tan mala.

 

De seguro escuchaste alguna vez algo sobre la envidia pura, lo cual quiere decir que existe una verdadera hostilidad hacia la otra persona y un bloqueo mental a la hora de ver las cosas. Por otro lado, la envidia sana parecer ser más humana y casi positiva. Pero parece difícil de creer, ¿es posible sentir envidia sana?

 

Hoy te ayudamos a descifrar la realidad de la envidia.

 

¿Qué es la envidia?

 

Normalmente la envidia se define como la codicia. Se puede hablar de un sentimiento que nos invade cuando deseamos tener algo que no poseemos pero que los demás si.  De este sentimiento asumimos entonces que debemos tener esa cosa pase lo que pase, o de lo contrario, sentimos rabia o ira.

 

Estos sentimientos se conocen en la psicología como disonancia cognitiva. En nuestra cabeza tenemos una batalla interna entre como deberían ser las cosas, lo que creemos, y como son en realidad las cosas.

 

Debido a esta disonancia, pensamos que los otros tienen algo que no deberían poseer, pero no es así. Creemos que somos víctimas de injusticia y luchamos por lo que pensamos que nos pertenece legítimamente.

 

Pero entonces, ¿qué es envidia sana?

 

Si vemos este panorama de envidia, ¿realmente tiene sentido este término? ¿Existe en realidad un fenómeno que no produzca dolor o que pueda parecer positivo? Estudios revelan que en realidad si hay diferencias concretas que permiten establecer una diferencia entre envidia benigna y maligna.

 

Cuando la envidia es maligna, se muestra la codicia. E incluso se muestra la felicidad cuando la otra persona pasa por algo negativo. Cuando se experimenta una envidia sana, este patrón no se ve. En este caso, no hay maldad pero el sentimiento de deseo todavía está.

 

¿Es buena la envidia sana?

 

Si existe la envidia, es mejor que sea de la sana, pero no significa que sea buena. El hecho de que sea envidia sana no la hace mejor que la pura o maligna, pero si sirve como una forma de motivación o para identificar un deseo que antes ni nos habíamos imaginado.

 

La envidia sana se basa en algo que añoramos. Pero si es así, estaríamos en riesgo de perder de vista el resto de nuestras cosas para fijarnos en lo que nos falta y no ver lo que si tenemos.

 

Según los expertos debemos tener en cuenta el contexto de la envidia sana. Puede que la sintamos en cuanto a personas que han logrado grandes logros, si este es el caso, debemos estar de acuerdo que no es que sean mejores o peores que nosotros.

 

Como ves, todo depende de cómo veamos la situación. ¿Es buena la envidia sana? Pues, todo depende, pero si es mejor que la pura. Además, es una buena motivación para ayudarnos a lograr nuestros sueños, lo importante es siempre estar feliz con nuestros logros y nuestra vida.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story