PENSAMIENTO

El Que Quiere, Puede

 

 

Semana de romper estereotipos en Mundo Rosa, y esta semana les dedicamos un espacio especial a aquellas personas, que sobre salen de los moldes sociales logrando triunfar en actividades “no apta para sus condiciones” pues, muchos de ellos no cuentan con todos sus miembros debido a causa genética o a un accidente, pero sin embargo sobresalen en la vida cotidiana y del deporte, ¿Por qué será? ¿Será que sus ganas y espíritu son más fuertes?, ¿O que lo desean más? ¿Será su manera de ver la vida? ¿O el cómo enfrentan a la adversidad? Por cualquiera de las razones, sin duda alguna, todas las personas que se atreven a luchar por sus sueños, sin importar la condición, demuestran que el que quiere puede… Sin duda un ejemplo para todos.

 

 

El no contar con un miembro de tu cuerpo, como podrás imaginar es algo bastante significativo, traumático, y con un gran impacto dentro de la vida de cualquier individuo; ya sea que el motivo de la perdida fue de nacimiento o por un accidente, la sociedad es un constante recordatorio de esta perdida, y a veces como sociedad no estamos listos para no solo aceptar, si no incluir a todas las personas, pues se nos olvida que somos mucho más, que nuestra apariencia.

 

¿Pero qué pasa con estos triunfadores? ¿Por qué ellos destacan de muchos? Como hijo de una persona a la que le falta un miembro, cual destaca en los deportes, y creciendo con este tipo de información, puedo decir sin duda que lo que separa a un triunfador (en cualquier escenario), de una persona que no logra sus objetivos, es el “cuanto realmente lo quieres” por qué de ello dependerá cuantas veces te levantaras, después de caer. Debemos entender que como todo en la vida, nada funciona exactamente igual para todos, pues, las personas quienes perdieron un miembro por accidente llevan un duelo bastante diferente, que el de las personas que nacieron sin uno.

 

 

Lo interesante de estos triunfadores, es que en ellos podemos ver el coraje, las ganas de luchar, y el sueño siendo realizado, pero, ¿Por qué no vemos eso en todos? Cierto es, cuando algo es más difícil de alcanzar, más lo trabajas, y cuando llega la gloria, sabe diferente. Generalmente damos cosas por sentadas, como el poder caminar, el tener la dicha de contar con nuestros dos brazos, lo cual no tiene nada de malo, pues si no conocemos o no estamos rodeados de personas que no cuentan con ello, se nos suele olvidar; si bien uno crece todos los días, y hoy es una oportunidad para agradecer, abrir los ojos, y no dar nada por sentado.

Tal vez, no es que sean súper poderosos, uno en un millón, tal vez tan solo nosotros somos flojos, en cuanto a luchar por lo que queremos. Cada logro es admirable, festejable y respetable, cuando uno triunfa, se siente como propio, pues, nos reflejamos porque sabemos que si el, ella, ellos pudieron, está en todos nosotros el poder, el decir que si podemos. La inspiración, la fuerza y el coraje para luchar por tus sueños están por todos lados, solo tienes que permitirte el sentir, inspirarte y abrir todos tus sentidos.

 

 

Todos venimos en diferentes formas, tamaños y colores diferentes, y aun así, un triunfo ajeno, siempre te sacará una sonrisa; ver a alguien genuinamente siendo el mismo, siempre te dará esa sensación de emoción, pues después de todo, somos uno; Si uno triunfa, todos triunfamos. Hoy celebramos lo diferente, lo único, la vida, y nuestra capacidad tal cual camaleón, de reinventarnos todos los días. Y Hoy, es tu día ¿Qué harás con él?

You Might Also Like

Previous Story
Next Story