Las Superfoods no son nada Nuevo y ya llevan un tiempo conviviendo con nuestro estilo de vida. Son una tendencia en nutrición que aparte de ser muy nutritiva para nuestro cuerpo y nuestro organismo, puede ayudarnos también a tener y complementar un estilo de vida mucho más orgánico y saludable.

Esta tendencia pretende enseñarnos a consumir alimentos totalmente naturales que contienen una alta densidad en nutrientes y antioxidantes en pocas cantidades. La clave de estos super alimentos es que cuentan con más vitaminas, antioxidantes y minerales que cualquier otro alimento parecido.

En pocas palabras,  con los superfoods te asegurarás de comer los nutrientes suficientes que tu cuerpo necesita.

 

Pero ahora bien, ¿Cuáles son? ¿Cómo puedo iniciar en este mundo de la buena alimentación?

Para ello te brindamos este pequeño pero muy útil diccionario que te enseñará cuáles son las Superfoods básicas que no pueden faltar en tu alacena.

Estaremos publicando más sobre estos alimentos y sus usos en las próximas semanas aquí en Mundo Rosa.

¡Disfrútalas!

 

Acai berry

Este fruto proviene de Brasil y su superpoder es ser rejuvenecedor y desintoxicante, favorece la digestión y la limpieza del colón, además ayuda a perder kilos de forma saludable. También fortalece las defensas y mantiene en buen estado el sistema nervioso.

 

Aceite de coco 

Este tipo de grasa se convierte rápidamente en energía por lo que puede ayudar a acelerar el metabolismo.

 

Alga espirulina

Es una de las mejores fuentes de proteína que existen, además es más digerible que cualquier corte vacuno.

 

Cacao

Contiene 21 veces más antioxidantes que cualquier té verde, además es fuente de hierro y magnesio. No te confundas, las barritas de chocolate que compras en el súper no cuentan.

 

Maca

Esta raíz aumenta la energía y rendimiento. Además mejora el deseo sexual y fertilidad.

 

Polen

Es considerado un superfood energético, ideal para deportistas, aunque también aumenta la capacidad mental y es un antídoto contra alergias.

 

Chía

Contienen siete veces más omega 3 que el salmón, útil para disminuir el colesterol y la presión arterial, además de proteger al cuerpo de ataques cardiacos, derrames cerebrales y enfermedades cardiovasculares.