Cada vez es mucho más común que nuestros clásicos animados, estén de regreso a la pantalla grande pero esta vez, con actores en vez de animaciones. Sin duda una brecha generacional de los 90’s, 80’s, 70’s kids, a los niños de ahora, y la pregunta es:

 

¿Nos encantan? ¿En que sí y que no? ¿Cuál elegimos?

 

Como todo en la vida, ambas opciones: animadas o live action, tienen su lado bueno, su lado que nos encanta y el otro que no tanto; Hoy en Mundo Rosa, te invitamos a revivir, pensar y sonreír con la que fue nuestra infancia.

 

 

Sin duda para todos los 90’s-70’s kids, las películas animadas tienen un espacio importante en nuestros corazones, pues crecimos, soñamos, reímos, imaginamos, y aprendimos con ellas, y esta nueva tendencia de hacer remakes de los clásicos, quizás a principio pudo no habernos encantado, pues es bastante difícil recrear algo tal cual y más aún cuando se pasa de la animación a persona real, pues escenarios, personajes y efectos no se verán igual al anterior.

 

El lado bueno de la animación es que te invita a usar tu imaginación, da pie para que tu sueñes e idealices a través de sus historias, pues no hay un personaje real como tal y nuestra imaginación hace un trabajo importante, tanto en ayudarnos a visualizar, como en identificarnos con los personajes.

 

 

Las películas en live action, tiene un atractivo visual impresionante, pues se puede hacer cosas que en animación no, como explotar al máximo el hermoso vals de la Cenicienta, o los detallados vestuarios de los personajes, jugar artísticamente con la caracterización, escenografías realistas y tener un contexto de cierta forma más realista.

 

 

¿Entonces cual es mejor?

En gustos se rompen géneros, y si eres fan de las películas animadas, le darás una oportunidad a las live action, que si bien no son idénticas a las animadas, y tiene variantes de historias, o los personajes no lucen a como imaginabas, también son bastantes buenas, pues te permiten ver la historia desde otro punto de vista, es como, si lo vieras desde otra perspectiva. Es como un ajuste en el que es importante que los chicos grandes, vean las nuevas presentaciones de sus películas favoritas y los chicos modernos, conozcan sus versiones anteriores, ¿Quien dijo que no nos pueden encantar las dos?

 

 

La imaginación es de las herramientas y cualidades más preciadas para el ser humano, pues nos permite, ser originales, innovar, crear; así que es nuestro derecho y obligación, el siempre tenerla activa, ya sea con ayuda de películas animadas o live action, donde siempre habrá cabida para imaginación en ellas. Disfruta, ríe, vive.

 

Sobre El Autor

Luis Alonso S. Carbot

Mi nombre es Luis Alonso, tengo 24 años, soy Psicólogo. "Crea el mundo en el que quieres vivir"

Artículos Relacionados