WELLNESS

Maximiza Tus Rutinas

Cuando se trata de hacer ejercicio, es importante limitarse. Si bien un ejercicio de mucha fuerza y mucha transpiración puede parece ideal para estar en forma y mantener una vida sana, los expertos científicos discrepan.

El Dr. Edward Laskowski, codirector del Centro de Medicina Deportiva de la Clínica Mayo, en Minesota, explica que la clave está en combinar 4 tipos de ejercicios distintos, deberían combinarse siempre, ya que se complementan:

 

Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico es un ejercicio que comienza por una baja intensidad y progresa a una alta intensidad.  Incluye ejercicios comunes como caminar, correr, bailar, nadar, esquiar, pedalear, entre otros.

El propósito de esta clase de ejercicio es de trabajar el sistema cardiovascular y obtener la energía necesaria para concretar estas actividades, utilizando oxígeno para quemar hidratos y grasas en el cuerpo.

Se trata además de un ejercicio ideal para reducir la probabilidad de padecer una enfermedad cardiovascular, diabetes de tipo 2 y presión alta.

 

Ejercicio de fuerza

El ejercicio de fuerza es un tipo de ejercicio que utiliza la resistencia para inducir la contracción muscular y así incrementar la fuerza, el tamaño de los músculos y la resistencia anaeróbica.

Incluye ejercicios como levantar peso, hacer lagartijas y abdominales. Obviamente, no es un ejercicio que solo los hombres pueden realizar, como suele creerse.

Este tipo de ejercicios incrementan la masa muscular sin grasa, que queman muchas más calorías que cualquier otro tejido y por esta razón son sumamente importantes para la pérdida de peso.

 

Ejercicio de balance

El ejercicio de balance es un tipo de ejercicio que permite mejorar la posición del cuerpo, al desarrollar un mayor control y estabilidad del mismo.

Incluye ejercicios como pararse en un solo pie, caminar apoyando del talón a los dedos o Tai Chi.

Esta clase de ejercicios es sumamente importante, en especial en adultos, dado que el balance del cuerpo empeora con los años. De igual modo, es importante en personas que aumentaron o disminuyeron de peso o en mujeres embarazadas, dónde es posible que al modificarse las dimensiones físicas del cuerpo se pierda la estabilidad más fácilmente.

 

Ejercicio de flexibilidad

El ejercicio de flexibilidad es un tipo de ejercicio que permite estirar los músculos mejorando así el movimiento de las articulaciones. Esta clase de ejercicios mejora la flexibilidad del cuerpo y reduce la posibilidad de sufrir lesiones durante un deporte u otras actividades diarias.

Incluye ejercicios como yoga, estiramiento de hombros y brazos, estiramiento de la pantorrilla, entre otros.

 

La importancia de combinarlos

El Dr. Laskowski explica la importancia de combinar estos ejercicios:

Por un lado, el ejercicio de fuerza le da fuerza a los músculos y esto le da soporte y protección a las articulaciones, por lo tanto durante el ejercicio aeróbico es menos probable tener alguna lesión. A su vez, el ejercicio de balance utiliza la fuerza muscular para estabilizar los movimientos. Así mismo, la flexibilidad también ayuda en el entrenamiento de fuerza, ya que mejora el movimiento de las articulaciones, permitiendo una mayor cantidad de movimientos de fuerza y esto ayuda a levantar aún más peso sin lesionarse.

 

Según la ciencia, no es necesario realizar estos ejercicios por separado, se puede integrar en una misma rutina diaria los 4 tipos de ejercicios. La clave está en buscar ejercicios que incluyan a más de un tipo de ejercicio, por ejemplo, tan solo la yoga incorpora ejercicios de fuerza, flexibilidad y balance.

Lo importante, explica Drew, es que tu rutina de ejercicio incluya los cuatro tipos de ejercicio. ¡Así que aquí lo importante es ser creativos y dar vida a rutinas que nos permitan tener el máximo potencial con nuestro cuerpo! ¿Qué esperan chicas?

 

Fuente: www.mayoclinic.org/expert-biographies/edward-r-laskowski-m-d, vix.com

You Might Also Like

Previous Story
Next Story