WELLNESS

Ideas Para Relajarse En Casa

La rutina, los problemas y la economía pueden causarnos gran tensión. Esta tensión puede definirse en dolores musculares y de cabeza, trastornos del sueño y mal humor. Si quieres vivir una vida positiva, ten mucho cuidado con esto, ya que la mayoría desconoce lo peligroso que puede ser el estrés para nuestro organismo.

¿Qué pasa cuando nos estresamos? Al momento de sentirnos amenazados o presionados, el hipotálamo envía una señal al cuerpo a través del sistema nervioso, donde las hormonas de la adrenalina y el cortisol se activan.

La adrenalina aumenta el ritmo cardíaco, la presión arterial y el suministro de energía. Mientras que el exceso de cortisol produce más glucosa en la sangre, influye en las respuestas del sistema inmune y puede causarle daños irreparables al cerebro.

 

5 consejos para relajarse en casa

Si sientes que tu vida es una montaña rusa de sensaciones y no quieres que tu cuerpo sufra las consecuencias, prueba los siguientes consejos para la relajarte en casa.

  1. Ejercicio

La práctica de ejercicio diario es un elemento fundamental para tener una vida sana y tranquila. Tan solo 10 minutos diarios de movimiento le darán a tu cuerpo enormes beneficios.

El ejercicio te relaja, te permite socializar, te hace sentir más fuerte y más feliz. Lo ideal es practicar un ejercicio al aire libre como el running; sin embargo existen muchas rutinas de ejercicio que puedes practicar en casa, ya sea con aparatos especializados, o con equipos improvisados.

 

  1. Música

Crea una lista de reproducción de tus canciones favoritas y reprodúcelas cuando estés estresado. Está científicamente comprobado que escuchar música ayuda a segregar dopamina, muy conocida también como la hormona del bienestar.

Además de segregar esta hormona, la música tiene un montón de efectos positivos en el cerebro: mejora el estado anímico, estimula la concentración, contribuye en los procesos de aprendizaje y ayuda a conciliar el sueño.

Además, controla la presión arterial, calma la ansiedad, aumenta el optimismo y calma el dolor. La verdad es que la música tiene poderes increíbles en el ser humano, por lo que te recomendamos que la incluyas en tus actividades diarias.

 

  1. Respiración

Los ejercicios de respiración son mágicos para controlar el estrés, para calmar la ansiedad y para tener autocontrol.

Dedica entre 10 y 20 minutos para hacer ejercicios de respiración controlada. Ponte ropa cómoda, quítate los zapatos y adopta una postura relajada; si gustas puedes acostarte.

Ahora bien, pon una mano sobre el abdomen y la otra sobre el pecho, inhala por la nariz y expulsa por la boca, lentamente. Siente como se levanta tu abdomen con cada inhalación. Puedes practicar este ejercicio antes de dormir o antes de algún momento estresante.

 

  1. Colorear

¿Te has preguntado por qué los niños pasan tantas horas coloreando? Colorear es una de las actividades más relajantes que existen, ya que nos desconecta del pensamiento y nos hace alcanzar un estado de bienestar.

Compra un libro para colorear mandalas y verás cómo los movimientos que realices al rellenar los espacios te llevarán a experimentar un estado de concentración total. Esto puede ser realmente importante para controlar las emociones y conectarte mentalmente contigo mismo.

 

  1. Meditar

La meditación es una práctica de encuentro y armonización con nuestro cuerpo y nuestra mente. Esta práctica brinda beneficios sobre la salud física y sobre el control de las emociones.

Está comprobado que la meditación incrementa la concentración, la atención y la memoria. También disminuye el estrés y la depresión.

No busques excusas para quedarte estancado, existen muchísimos ejercicios de meditación en la web, incluso puedes buscar un centro de meditación cerca de tu residencia.

 

No permitas que el estrés te domine…

El estrés es una alteración que puede influir tanto en nuestra salud como en nuestras relaciones, no permitas que te domine. ¿Vas a seguir sometiéndote a momentos de estrés? No te gustaría ganar peso, perder el cabello, deprimirte, discutir más de lo normal o que aparecieran esos incómodos granitos en el rostro.

¡Ya sabes! No esperes a tener un mal día para poner en práctica estos consejos, sé disciplinado y practica a diario. Conjuntamente, mantén una dieta balanceada, toma baños e infusiones relajantes, diviértete y no te tomes todo tan en serio.

 

You Might Also Like

Previous Story
Next Story