Sin categoría

Aprende a Decir NO

¿Cuántas veces hemos hecho cosas que no queremos y todo por no querer quedar mal con alguien?

Decir NO puede resultar muy difícil dado que, ante una negativa, las personas pueden molestarse con contigo y lo que menos quieres es tener fricciones con gente con la que convives día con día. Para evitar molestias, terminas haciendo cosas que no quieres eso sí que está cañón.

Y es que la palabra NO es una palabra muy corta, muy fácil de pronunciar y que, sin embargo, cuesta tanto trabajo de decir. Dos letras que pueden hacernos feliz o causarnos malestar.

No saber decir NO puede causarnos mucho estrés y sabemos que el estrés puede producirnos envejecimiento prematuro y ooobvio, no queremos eso, por lo tanto, tenemos que aprender a negarnos a hacer cosas que no queremos o que no estamos dispuestas a hacer por la razón que sea.

Palabra-no

Para tomar el control y poder negarnos a hacer algo que no queremos te voy a dejar unos consejitos.

1.- Para decir NO, no es necesario emitir palabra, con una sonrisa es más que suficiente. La sonrisa es un arma comunicativa muy fuerte: genera empatía y evita conflictos.

2.- Decir NO está bien y no tienes que sentirte mal por negarte a ir a la fiesta a la que no quieres ir o por visitar a esas personas que no te caen bien.

3.- Si negarte te hace sentir mal, busca alternativas para retrasar eso que no quieres hacer, es decir, si algún compañero te pide que lo apoyes con ese proyecto que no te late puedes recomendarle otro compañero que sabes, lo puede ayudar.

4.- Conoce tus prioridades. Esto te permitirá poner en orden tus actividades y saber lo que estás dispuesta a hacer o de plano dar un NO de manera contundente. Por ejemplo, ¿de verdad te gusta ese chico que te invitó a tomar un café el pasado fin o sólo le dijiste que sí por pena?, si el chico en cuestión te es molesto, di desde un principio NO: “gracias, pero no me interesa salir contigo”. No pongas pretextos porque sólo alargarán la situación

Hay formas de decir NO de manera sencilla y son las siguientes:

1.-  Para negarte a cualquier cosa, puedes usar el humor o sarcasmo para salir del momento incómodo y no molestar a la persona que solicitó tu ayuda o para zafarte de ese chico que te busca sin cesar.

2.- Otro recurso para decir que NO sin decirlo de manera directa es desaparecer, así tal cual. No respondas llamadas, ni mensajes del fan que tanto alucinas; no respondas a esa invitación de FB al cumpleaños la chica del trabajo que te cae mal.

3.- Échate la culpa, o sea, si una compañera de trabajo (la que es súper floja) te pide ayuda, puedes decirle: “Uf, no sabes cuánto trabajo tengo. Esta vez no puedo ayudarte, no quiero quedarte mal.”

Aprende a decir NO y toma el control de tu vida.

Previous Story
Next Story

1 Comment

  1. YASMINA CORPORAN
    16 febrero, 2017 at 7:00 am

    BUEN DÍA ANTES EN MI VIDA ME SENTÍA MAL NO TENIA DECISIÓN PROPIA NO QUERÍA HACER LAS COSAS Y LAS HACIA CONTAR DE TENER A LAS PERSONAS A MI LADO PERO YA HACE MUCHO TIEMPO A MI VIDA LE DI UN GIRO FUI A TERAPIA TUVE SITUACIONES DE CULPA PERO LO SUPERE. GRACIAS A DIOS YA DIGO NO NO SI NO QUIERO IR, HACER, O NO ME DA LA GANA APRENDÍ A VIVIR A SER DISTINTA Y A SER YO NO ME INTERESA LO QUE DIGAN DE MI ANTES DECÍA SI AUNQUE MIO QUERÍA

Comments are closed.