Cine y más, FASHION WORLD

5 Lecciones de estilo que aprendimos de “Posdata, te amo”

Además de las lecciones de amor, “Posdata, te amo” es una excelente guía de moda. ¿Quieres saber por qué? Entonces sigue leyendo.

En el 2007 una chica llamada Holly Kennedy (Hilary Swank) nos dejó claro que las cartas de amor todavía no habían pasado de moda, que los romances podían ser eternos y que el gusto por los zapatos se puede convertir en arte.

Es por ello que repasamos a continuación algunas de las lecciones de estilo que hemos aprendido de esta película y de su protagonista.

 

1. Ser elegante nunca pasa de moda

Holly es una ex estudiante de arte, viuda y que está a punto de cumplir 30 años. Ella ama vestir prendas básicas en colores neutros, como blanco y negro para dar a su estilo un toque clásico, muy a la Audrey Hepburn, conservador y sobretodo elegante.

Gracias a esta selección de prendas, esta chica nos enseña que no importa la edad que tengas, la elegancia es el toque que hace que tu guardarropa se vea más chic y femenino.

 

Elegancia

 

2. Los abrigos son un básico que debes tener

La protagonista del filme vive en la ciudad de New York y cuando llega el invierno, ella no duda en utilizar toda clase de abrigos para cubrirse del frío. Desde gabardinas en tonos clásicos como beige y negro, hasta abrigos con estampados de cuadros y cuello alto.

¡Definitivamente Holly es el ejemplo perfecto de que cubrirse en el invierno no es sinónimo de llevar ropa aburrida!

 

Abrigos

 

3. Usar prendas masculinas te hace ver sexy

A muchos hombres les encanta cómo se ve una mujer cuando viste alguna prenda masculina y Holly no es la excepción a esta regla. Cuando ella conoce a Gerry no duda en aceptar la chaqueta de cuero café que él le presta para cubrirse del frio.

Ella viste la misma chamarra en otras ocasiones y de esta manera nos demuestra que no debemos temer de utilizar ropa masculina, siempre y cuando nos guste cómo nos luce.

 

Prendas masculinas

 

4. Los gorros son el accesorio perfecto

Al estilo francés, con visera o tipo pescador, morados, blancos, negros o con hebillas… no importa la forma ni el color, a la protagonista le encantan los gorros de todo tipo y los combina muy bien con sus outfits.

Holly sabe a la perfección que los sombreros no son solo para cubrirse del frío en invierno, sino un pretexto perfecto para mejorar los looks o resaltar el color de los mismos.

 

Gorros

 

5. Ser tú misma es tu mejor estilo

Al principio de la película podemos observar que Holly es una estudiante de arte que combina toda clase de colores, prendas y texturas a la hora de vestir. Después la vemos como toda una chica que está aprendiendo a crecer y a superar la tristeza, por ello su estilo cambia, evoluciona y ahora sus outfits lucen más estilizados.

 

Sé tú misma

 

 

Como verás, la protagonista de esta dulce cinta nos enseña la lección más importante: encuentra tu propio estilo y defiéndelo. No importa la moda que sigas, ni los colores que siempre elijas, lo importante es que tu ropa exprese quien realmente eres.

 

 

 

You Might Also Like

Previous Story
Next Story