Do it yourself, Lifestyle

Decoración: Hamacas colgantes en tu casa

Si deseas hacer más agradables tus momentos de relax, o simplemente disfrutar de un merecido descanso, sigue nuestras recomendaciones para colocar una hamaca en tu hogar.

Hamaca

 

Cuando imaginamos una hamaca, probablemente la mayoría nos transportamos a la playa y pensamos en lo mucho que se disfruta el mecerse en una hamaca, estar ahí relajado frente al mar, escuchando las olas, tomando el sol y disfrutando una deliciosa y refrescante bebida.

Pero, en realidad no necesitas estar de vacaciones ni vivir en la playa para tener una hamaca en tu hogar, quizás hemos pensado que las hamacas solo son para el verano y para los lugares que tienen un jardín, afortunadamente no es así, hoy en día existe gran variedad de diseños, colores, texturas y gracias a ello podemos tener hamacas en el interior de nuestra casa.

 

Decoración vintaje

 

Las hamacas están hechas con diferentes materiales, pueden ser de tela, hilos de polipropileno, algodón o nylon, además existen hamacas con funciones de cuna, y también se puede considerar la variedad de hamaca tipo columpio o sillas colgantes, por lo tanto no hay pretextos, según tu espacio y necesidades verás que es muy sencillo encontrar la que mejor se adapte a tu espacio y presupuesto.

 

Hamaca de almohadas

 

Una hamaca de interior no solo te va a invitar a un momento de descanso y relax, también dará un toque muy original a tu decoración, sobretodo cuando deseas crear un espacio único, un pequeño rincón en tu hogar que pueda servir para tener un agradable momento de relajación, tomar una siesta, leer un libro, y en esta temporada de otoño-invierno, también puede ser el lugar ideal que nos invite a acurrucarnos y a disfrutar de un delicioso café.

 

Lo primero a considerar es la sujeción de la hamaca

La puedes colocar entre dos paredes: es la típica forma en la que se coloca la hamaca, es decir, en lugar de utilizar árboles, la enganchas de pared a pared, para ello necesitas un taladro, ganchos de acero y una cuerda, este modo te permite “extenderlas” en su máxima amplitud, generando una especie de cama flotante.

Lo único que debes revisar es que la pared sea de materiales resistentes como el yeso, la distancia que hay entre los puntos de sujeción que escojas debe de permitir que la hamaca quede holgada como la forma de una “banana”, en caso de que quede muy recta lo ideal es utilizar más cuerda en los extremos para alargarla.

 

Hamacas
Hamacas al techo: también se pueden colocar los ganchos de sujeción en el techo, sobre todo si el techo de tu vivienda no es tan alto, o cuando estás buscando un solo punto de sujeción y dar a la hamaca el estilo de columpio, o bien, utiliza el techo cuando se trata de una silla colgante.

 

Hamaca al techo

 

Como podrás ver, la hamaca es una especie de mobiliario tan versátil que es muy fácil de poderla integrar, la puedes colocar en tu recámara, en la sala, o si tienes un balcón o terraza también es un lugar ideal para relajarte, para adaptarla a esta temporada de frío sólo necesitas incluir algunas almohadas y cojines que combinen o hagan contraste, una manta y una pequeña mesa auxiliar donde podrás colocar tu bebida o libro favorito.

 

Hamacas
Y para dar un toque aún más acogedor puedes incluir una alfombra debajo de la hamaca y agregar unos pufs o grandes cojines, dependiendo de los colores y texturas que elijas podrás crear un rincón con estilo tradicional mexicano, o un rincón moderno y relajado, o bien para las más románticas, anímate a crear un rincón con estilo bohemio.

 

Aquí les dejamos algunas propuestas para inspirarte y crear un lindo rincón de relax:

 

Decoración

 

Decoración

 

Hamaca

 

Y tú, ¿qué esperas para decorar tu espacio con esta increíble idea?

You Might Also Like

Previous Story
Next Story