Lifestyle

Tips para independizarte

¿Alguna vez has imaginado tener tu propio departamento?, ¿te gustaría tener tu propio espacio y hacer y deshacer, sin dar explicaciones?

¡Anímate! Con un poco de planeación, esfuerzo y muchas ganas, lo puedes lograr. Una de las ventajas de tener tu propio espacio es que tú haces las  reglas, delimitas tus responsabilidades, tus gustos y tomas tus propias decisiones.

Vivir sola es una gran experiencia que te ayuda a crecer como persona, aprendes a valorar y entender un poco más a tu familia, pero sobretodo, aprendes a estar contigo misma, a conocerte mejor, a ser una mujer responsable, y a disfrutar de la vida desde otra perspectiva.

Y para que no te compliques a la hora de hacerlo, aquí te damos algunos consejos que te auxiliarán en ese momento tan importante en tu vida:

Lo más importante es hacer un presupuesto, debes de tener claro tu ingreso mensual, para posteriormente enlistar tus compromisos actuales, la idea es que identifiques ¿en qué gastas principalmente?, ejemplo: tu lista de gastos actual debe incluir: alimentación, transporte, ya sea que utilices transporte público o lo que gastas en gasolina, la renta mensual de tu plan de telefonía o, el importe que gastas en recargas mensualmente, considerar si tienes adeudo en alguna tarjeta de crédito bancaria o departamental, agregar el importe aproximado de otros gastos variables como lo son: gastos en entretenimiento, ropa, maquillaje etcétera, lo principal es tener identificado perfectamente cuánto y en qué gastamos mensualmente.

 

Money

 

Es necesario que pongas especial atención en tus gastos, muchas veces llegamos al final de la quincena y no sabemos ni en qué hemos gastado nuestro dinero, para que eso no ocurra, te recomiendo escribir por semana cuáles han sido tus gastos, después de un tiempo de llevar el registro, verás que hay varias cosas en las que podemos hacer cambios para mejorar nuestras finanzas personales y llevar un sano control de nuestros ingresos.

Después de analizar tus ingresos y gastos, podrás tener una idea de cuánto dinero tienes disponible al mes para destinarlo a la renta y servicios de tu nuevo espacio. Es posterior a este análisis, que sabrás si llevas un buen control o si es necesario hacer algunos cambios para organizarnos mejor.

Lo principal es que no pierdas de vista tu objetivo, no siempre se puede tener todo al mismo tiempo, pero con buena organización, seguro que logras mejorar la administración de tus finanzas personales. En ocasiones es necesario sacrificar pequeños gustos para obtener recompensas mayores.

Después de tener tu presupuesto, realiza una investigación, sobre el costo de las rentas en las zonas de vivienda que son factibles para ti, ya sea porque te gusta la colonia, por cercanía con tu trabajo, facilidades de transporte,  cercanía con lugares de interés  etc. En base a ello, podrás decidir si tu mejor opción es iniciar compartiendo gastos con roomies, o si afortunadamente desde un principio puedes hacerlo sola.

¡No te desanimes! en realidad existen muchas opciones para diferentes presupuestos, lo principal es que tengas muchas ganas, y pronto notarás que es más sencillo de lo que parece, al final sabrás que tu esfuerzo ha valido la pena.

Colaboración de Karina Ocampo

Licenciada en Administración y Mercadotecnia, me gusta mucho viajar, leer, y practicar yoga.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story