Lifestyle, Wellness

¡Alto al catcalling!

Todas hemos sufrido más de una vez del famoso “catcalling” o acoso callejero, y es un problema que como sociedad tenemos que remediar.

No conocemos una sola mujer que no haya padecido por las miradas, sonidos, chiflidos y demás “delicadezas” que algunos hombres se dedican a “conceder” a mujeres y niñas de todas las edades y características.

Y es que todas las mujeres que conocemos coincidimos en algo: estas acciones solo provocan miedo y enojo, aunque a algunos les pueda parecer muy divertido e inofensivo; a nosotras puede arruinarnos el día.

 

What

 

El acoso callejero también conocido como “catcalling” es un problema que vivimos diariamente mujeres y niñas cuando caminamos por la calle; consiste en miradas, sonidos, gritos, expresiones, chiflidos y hasta manoseos lascivos e incómodos, que son una total falta de respeto y un abuso para nosotras desde cualquier punto de vista.

 

nomellamomamacita

 

Muchas veces hemos escuchado el comentario “las mujeres tienen la culpa por vestirse así”, como si nuestra manera de vestir debiera estar en función de lo que los hombres piensen. Nuestro cuerpo y el uso que le damos (vestimenta, forma de caminar, etc.), es una decisión que nos concierne únicamente a nosotras y ésto no debe cambiar cuando salimos a las calles. Salir a la calle no debe implicar que tendremos que oír cosas que no hemos pedido oír ni recibir, pues no estamos en la calle para el disfrute o entretenimiento de otros.

 

Women

 

Merecemos respeto sin importar lo que estemos usando; aunque creemos que éste no es el verdadero problema, pues la mayoría de las personas que conocemos saben que aunque se vistan con las peores fachas y la ropa más holgada del mundo las faltas de respeto no faltarán; el problema va más allá: necesitamos una sociedad con más educación,sensibilidad y respeto, de otra manera ésto seguirá sucediendo.

 

Mi cuerpo

 

Otro estigma muy común es que este comportamiento es propio de las personas de bajos estratos sociales, cuando la realidad es que hombres de todas las condiciones económicas se jactan de este tipo de comportamientos, demostrando una vez más que la problemática radica en la falta de educación y respeto por los demás.

Además, la creencia popular de que son “piropos inofensivos” está muy arraigada en nuestra cultura, pero si de verdad son tan inofensivos como dicen, fácilmente se podría hacer la siguiente pregunta: ¿por qué no les dedican esas expresiones de “admiración” a sus madres, esposas, hermanas, novias e hijas?, sólo como reflexión; si tú eres hombre y lo has hecho, ¿cuál sería tu respuesta?

Por último, y a manera de conclusión, les compartimos una exitosa campaña de sensibilización realizada en Perú llamada “Sílbale a tu madre”, la cual reunió a las madres de estos floridos caballeros y las arreglaba para que no las identificaran, al pasar sus madres frente a ellos salía a relucir su particular comportamiento, recibiendo regaños de ellas por su falta de educación y respeto (eso les pasa por molestar a las mujeres).

 

Checa el video de la campaña, es muy divertido ver las reacciones de éstos:

 

 

Así que, la próxima vez que alguien te falte al respeto puedes decidir entre enfrentarlos (si te sientes segura y hay alguien que te auxilie en caso de que la situación se complique) y preguntarles firmemente si te conocen y decirles que te molesta y que no deberían de estar dedicando piropos a desconocidas porque es muy desagradable, o bien, puedes ignorarlos pero hacer clara tu posición de que este tipo de faltas de respeto no son problema de las mujeres sino de ellos, esperando que con el paso del tiempo la percepción de este comportamiento cambie y sea cada uno de ellos los que se sientan avergonzados por comportarse de esa manera (no es imposible si empezamos por concientizar a los que nos rodean).

Las expresiones (con educación) acerca de nuestro aspecto solo son bien recibidas cuando vienen de alguien a quien conocemos, nunca tomaremos bien estas expresiones de extraños en la calle, pues lejos de halagarnos nos molestan, nos hacen sentir miedo (de cierto modo), y sinceramente solo nos hacen pensar en lo desagradable que son este tipo de individuos (¡NO lo hagan, hombres!).

 

Emma Stone

 

 

“Lo correcto es que socialmente yo y todas las mujeres recibamos el mismo trato y respeto que se le da a los hombres”

Emma Watson

You Might Also Like

Previous Story
Next Story