Beauty Tips, Wellness

¡Ama tu figura!

Spoiler: no necesitas ni debes comparte con nadie. el camino al amor propio no va por ahí.

Cada vez que te miras al espejo, pasa por tu mente la idea de encontrarte diferente, de descubrir que quizá el cabello te creció un poco más o que ese grano que lucía en tu frente por fin desapareció y el más inquietante de todos: qué tu cuerpo luzca la figura idealizada: estrecha cintura, senos, cadera y piernas redondeadas. Eso sí, mientras más sientas que tu cuerpo se asemeja al de las mujeres de tu edad que tienes alrededor, es mejor.

Pero lo cierto es que no necesitas ni debes comparte. Parte de un principio: nadie es igual, cada una tiene su propia historia de vida y eso es lo que te hace diferente, empezando desde la genética, es decir, de los características físicas que heredas de tus padres, si son altos, delgados, más llenitos, etc.

Otro aspecto está relacionado con los hábitos y costumbres que se forman en cada familia, por ejemplo las hay en las que el deporte es parte fundamental y esto influye en el desarrollo físico, en cuánta masa muscular desarrolles y por supuesto en cómo lucirá la figura; lo mismo ocurre cuando hablamos de la alimentación, mientras más equilibrada y completa sea, mayor será el crecimiento que logres, de ahí la importancia de no inventarte tus propios regímenes alimentarios que limiten el número y cantidad de nutrientes que consumes.

MR_Blog_Figura1

[Foto: Flickr]

Los puntos súper in

Claro que todas deseamos una figura increíble, y aunque la genética influye, no nos hagamos las distraídas, también se tiene que trabajar para tener un cuerpo sano, fuerte y musculoso. Hoy es muy frecuente que las chicas asuman que estar en exceso delgada es hermoso, pero tan no es así, que en este momento estamos justamente hablando del por qué unas se desarrollan más que otras.

Sin importar el tipo de cuerpo que tengas, lucir linda no depende ni de cuántas curvas tengas ni tampoco lo delgada que estés, transmitir belleza surge por dos canales: si te sientes bien contigo misma, te verás sensacional, por otro lado, si tu cuerpo está saludable, ten por seguro que no tendrás de qué preocuparte.

Si lo miras bien, entender por qué tienes el cuerpo que tienes te abre una ventana para conocer a tus antepasados, preguntar cómo eran físicamente y explicarte así a qué se deben tus características físicas. Sin embargo, también es una oportunidad para empezar a ocuparte por completo de ti y esforzarte para estar saludable y bella, lo cual no depende de otra cosa más que de tu seguridad.

MR_Blog_Figura2

[Foto: Flickr]

Buenos hábitos

Ese término tan usual de ‘cuidarse’, parece tan aburrido, pero súper necesario, porque cuando lo haces, ayudas a que tu organismo cubra todas sus necesidades para alcanzar su pleno desarrollo, y si lo miras bien, te darás cuenta que en realidad se trata de consentirte. Chécate esto:

Duerme bien, por lo menos 8 horas diarias, ya que es durante el sueño cuando se libera la hormona del crecimiento.

Haz ejercicio. Opciones hay muchas, y puedes elegir de acuerdo al nivel de intensidad que prefieras, cualquier disciplina practicada con frecuencia será beneficiosa para tu cuerpo y te ayudará a desarrollar y fortalecer los músculos.

Vigila tu salud. No se necesita estar enferma para ir al médico, muchos de los problemas de crecimiento se pueden corregir, siempre y cuando se haga una detección a tiempo, y claro, dependerá de que sigas las instrucciones del especialista, puntualmente.

Para leer

Cosas de chicas y no tan chicas: la guía completa de la adolescencia, Kaz Cooke, Ediciones Altea.

Para ver

4/8 Adolescencia, el cuerpo humano BBC / Youtube

Bimba Galán
Colaboración de Fundación Teletón México.
#EscuelasLibresDeBullying
[email protected]x

You Might Also Like

Previous Story
Next Story