Wellness

Vida social VS Vida saludable, ¡ten ambas!

Vida social vs Vida saludable ¿Cómo puedo tener las dos? No dejes que tus compromisos arruinen tus objetivos, nuestra Health Coach te comparte algunas ideas que pueden ayudarte.

La mayoría de los días eres ejemplo de vida saludable, tu rutina de trabajo y casa ayuda a seguir un régimen saludable y sentirte bien. Pero llega el fin de semana, la fiesta con amigos o las comidas de trabajo, las reuniones familiares y qué pasa? ¡Todo el esfuerzo se va por la borda! ¿Te suena conocido?

1. Ordena del menú de entradas. Las porciones son más pequeñas y ligeras.

2. Evita las pastas. Con el espagueti, lasaña, ravioles es facilísimo perder el control y las porciones de restaurant son enormes.

3. Pide carne magra. Pescado, pollo o carne. Y de preferencia que la forma en que estén preparados sea: A la parrilla, vapor, asados, rostizados, hervidos u horneados.

Fotos: Flickr

Fotos: Flickr

4. Cambia los complementos. Solicita que cambien los complementos de tu plato, es decir, sustituir el puré o arroz por vegetales o ensalada. Los restaurantes hacen esto todo el tiempo.

5. Aderezos, cremas y gravys. Si no quieres aumentar tres sesiones de spinning a la semana ahórrate las calorías. Solicita que los aderezos vengan aparte y así tu controlas cuánto lleva tu ensalada.

6. Previsión. Si tienes una cena planeada y sabes que vas a asistir, prepárate durante el día para ese evento. Come suficiente pero sano durante el día, así te sentirás saciado cuando llegue la noche y soportarás mejor la tentación.

5. Alcohol. Si puedes evitarlo, ¡felicidades! Si no, por lo menos limita su consumo. Las mejores opciones son vino tinto o blanco, mezclas con agua mineral o cerveza bajas en calorías y obviamente ¡todo con moderación! Las peores opciones son las piñas coladas o licores y si los acompañas con jugos azucarados es un buffet de calorías vacías que no necesitas si tienes un propósito.

Foto: Flickr.

Foto: Flickr.

6. ¿Postre? Si eres de las personas (como yo) que no puede terminar una cena sin algo dulce, trata de cambiar la rebanada triple de pay de queso por una opción más ligera, como fruta horneada con helado. Así no sentirás que te estás privando y si puedes compártelo con alguien.

7. ¡No avises! Ni se te ocurra comentar que cuidas tu alimentación, te van a insistir que pruebes todo!! A veces la gente se lo toma como reto de que pueden hacerte pecar probando todo lo que en realidad no deseas.

Como puedes darte cuenta, no se trata de privarte, ni de evitar salir porque tus metas no se llevan con los demás. Imagina unas verduras salteadas, un salmón a la parrilla, un sorbete de mango para terminar ¿No suena tan mal verdad?Disfruta y si lo haces con moderación no arruinarás tus avances. Combinar salud y vida social ¡es posible!

Puedo diseñar tu plan alimenticio, escríbeme a: [email protected] Será un gusto ayudarte a alcanzar tus objetivos de manera más eficiente

Lic. Marlen Treviño. Nutrición Deportiva

You Might Also Like

Previous Story
Next Story