Chicos

Analiza antes de elegir pareja

 

Iniciar una nueva relación siempre es una tarea un tanto complicada. Y es que cuando no tuviste mucha suerte en las relaciones anteriores, es común que regresen a tu mente los conflictos y errores que viviste con tus ex parejas, y de alguna manera, también el temor a que todo se repita y que este prospecto, tampoco sea lo que esperabas.

Los factores que propician esta situación, por lo regular giran en torno al galán en cuestión, y a su estabilidad emocional, sin embargo, no todos están específicamente en el ADN masculino, sino que van un poco más a tu interior.

Un ejemplo de esto es el caso de Alicia, una mujer de 32 años que juraba tener una especie de maldición amorosa, ya que a lo largo de su vida, ha tenido casi en cada una de sus relaciones los mismos conflictos de codependencia, celos o infidelidades. Al tener una lamentable experiencia con su último novio, decidió esperar y pensar bien lo que deseaba, lo que no había hecho en muchos años, pues comenta, que aplicaba al cien la popular frase “un clavo saca otro clavo”, y no daba espacio a la reflexión de saber qué falló en cada intento, y se aventuraba nuevamente a lo que llegara.

“Mi vida era complicada, no me entendía y eso afectaba la manera en que elegía a mis parejas. Después de un tiempo de analizar lo que hacía mal, de saber qué es lo que me gusta y que no, la frontera entre el respeto y la imposición, y que yo decido qué clase de chico quiero, veo las cosas desde otro enfoque”, explica Alicia.

Por este motivo, es importante que antes de iniciar con un nuevo proyecto amoroso, te des un momento para analizar cómo andas emocionalmente, y si estás lista para entablar ese nuevo vínculo de forma correcta, donde fijes bien límites y deseos entre tu pretendiente y tú.

Para lograrlo, la psicóloga Jill Murray, autora del libro Relaciones destructivas de Editorial Obelisco, recomienda poner especial atención en estos 9 puntos, que son la base de una relación sana, y por ende, de un noviazgo prometedor:

  1. Ten preferencias claras y actuar en función de ellas.
  2. Identifica cuando eres feliz o infeliz.
  3. Confía en tu intuición.
  4. Ten tus propios intereses y aficiones, y la actitud para compartirlos.
  5. Conoce la diferencia entre una crítica sana y la manipulación.
  6. Busca sentirte plena sin necesidad de una pareja.
  7. Reflexiona las decisiones que tomas.
  8. Vive de forma activa y no reactiva.
  9. Entabla relaciones con personas que respetan tus sentimientos y opiniones.

Además de esto, es importante que detectes con honestidad cuál es la razón real por la que te gustaría iniciar esa relación, ya que, explica la autora, en muchos casos se presentan argumentos erróneos como: “no sé estar sola”, la sensación de desprotección, o conveniencia y dependencia económica, ya que causan que los noviazgos se desarrollen y finalicen en muy malos términos.

Por último, agrega que mientras tengas mayor claridad en tus ideas y deseos, así como un buen equilibrio emocional, contarás con más herramientas para elegir con responsabilidad, y así tener una relación objetiva y prometedora.

Para ver: Simplemente no te quiere. Ken Kwapis, 2009.

 

Luis Yáñez
Colaboración de Fundación Teletón México.
“Sé responsable de tu destino”.
[email protected]

You Might Also Like

Previous Story
Next Story