Cine y más

Película: El gran hotel Budapest

El gran hotel Budapest de Wes Anderson.

El gran hotel Budapest de Wes Anderson.

 

Existen cineastas que le ponen un toque personal a sus películas y éste va distinguiéndose en pequeños detalles. Wes Anderson es un director de cine en el que sus películas son únicas en casi todo. Cuando la dirección de arte, la música, la historia tienen la firma Anderson, sabemos que podemos esperar un filme que no nos dejará para nada indiferentes. Sólo hay que echarle un vistazo a sus películas más famosas: Los excéntricos Tenembaun y Un reino bajo la luna. 

Hace pocos días se estrenó en México el último trabajo de Anderson: El gran hotel Budapest, que cuenta la historia de Gustave H., interpretado por Ralph Fiennes (nada menos que Lord Voldemort en Harry Potter), durante su trabajo como encargado del legendario hotel en una pequeña ciudad de Alemania durante la época entre las dos guerras mundiales. Mr. Gustave adopta como protegido a Zero Moustafa (Tony Revelori), un joven inmigrante que sueña con convertirse en el botones del hotel Budapest. La relación entre Gustave y Zero se vuelve cada vez más estrecha y leal.

Mr. Gustave es encantador, caballeroso y, sobre todo, un gran profesional en su trabajo. Un ejemplo de trabajo perfectamente bien hecho. Está obsesionado con la buena atención a sus huéspedes y siempre va perfumado a todas partes.

 

Ralph Fiennes como Mr. Gustave H.

Ralph Fiennes como Mr. Gustave H.

 

Zero y Mr. Gustave viajando en tren.

Zero y Mr. Gustave viajando en tren.

El torbellino empieza cuando una distinguida huésped, Madame M, aparece muerta dejándole una gran herencia a Mr. Gustave. El hijo de Madame M (un fantástico Adrien Brody) al sentirse ofendido por el regalo que Madame M le dejó a Gustave, lo acusa del asesinato de su madre. A partir de ahí, todo es persecución, enredos y enormes demostraciones de lealtad y amistad.

El detalle de los pastelillos gourmet que se sirven en el hotel hechos por un gran pastelero llamado Mendl y su sobrina, Ágata, quien luego se hace novia de Zero. Ágata (Saoirse Ronan) tiene un enorme lunar en forma del mapa de México (ajá, un lunar en forma de México). Un villano vampiresco que es un excelente esquiador y usa anillos en todos los dedos.

Los pastelillos de Mendl tienen un papel muy importante en el filme.

Los pastelillos de Mendl tienen un papel muy importante en el filme.

 

Edward Norton y el lunar de México de Saoirse Ronan.

Edward Norton y el lunar de México de Saoirse Ronan.

Las escenas son como postales, con contrastes de color casi salidos de un cuento infantil. Es una película para ver con todos los sentidos bien abiertos para que no se te pase ningún detalle: apreciar los colores, las simetrías de los planos, el orden de los elementos, los textos en las cartas y notas, los listones azules de las cajitas de los pastelillos. Es un derroche de minuciosidad.

Los planos simétricos son una característica del cine de Anderson.

Los planos simétricos son una característica del cine de Anderson.

 

Además, complementan el reparto actorazos como Edward Norton, Bill Murray y Owen Wilson.

No te la pierdas, ya está en casi todas las salas de la Ciudad de México y pronto llegará a las del interior del país.

 

You Might Also Like

Previous Story
Next Story