Lifestyle

Trabaja a partir de la energía negativa

Aunque intentemos tener la mejor actitud y ser positivos todo el tiempo, a veces es imposible, y es normal que sintamos estrés, resentimiento, celos, envidia, ira, desesperanza, tristeza u otras emociones que nos hacen sentir mal.

Foto: Flickr

Foto: Flickr

En esos momentos, tenemos dos opciones: dejarnos llevar por esas sensaciones que nos llenan de amargura, o trabajar a partir de la energía negativa y transformarla en cosas que nos hagan bien. No quiere decir que no puedas llorar, gritar o enojarte, sino que debes tomarte un tiempo para hacerlo y moverte, ir a lo que sigue, salir de ese agujero.

De todas las emociones negativas puedes sacar algo bueno, además de lecciones, aprendizaje, moralejas y esas cosas. Por ejemplo, si sabes tocar algún instrumento, escribir, dibujar, pintar, cantar, lo que sea, hazlo; te relajará y te ayudará a pensar en otras cosas; y quién sabe, quizá hasta lo que logres crear a partir de este mal momento sea algo que nunca antes habías podido hacer.

Habla con quien tengas que hablar. La gente que te quiere siempre querrá verte mejor, y seguro estará ahí para apoyarte y darte consejos. Si quieren sacarte de casa para que te relajes, dale una oportunidad al plan y accede.

Si es posible y necesario, aléjate del lugar, la persona o la situación que te haya molestado, pon distancia en medida de lo posible hasta que te hayas calmado. Si se trata de la escuela o el trabajo, posiblemente no puedas faltar, pero sí puedes evitar confrontaciones con tus compañeros, en tus ratos libres sal a dar una vuelta, tómate recesos, hazte un tiempo para aligerarte.

Es muy importante no tomar decisiones cuando estás pasando por una oleada de sentimientos negativos, ya que es muy posible que no alcances a medir las consecuencias de éstas (o que las sepas, pero te dé igual). Si necesitas desahogarte, hazlo, de la manera en que necesites hacerlo pero sin herir a nadie ni a ti misma.

Al final, todo por lo que pasamos es parte de la vida, y de todo podemos aprender y disfrutar. Ni todo lo bueno es bueno ni todo lo malo es malo, se trata de explotar lo mejor de todas las situaciones para que, al final, podamos ser mejores personas y estemos más contentos con nosotros mismos.

 

You Might Also Like

Previous Story
Next Story