Beauty Tips

LIPS OF AN ANGEL

Te decimos cómo conseguir unos labios cero resecos y cien por ciento besables

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Dale un nuevo marco a tus palabras, uno más suave, luminoso y atractivo. Las siguientes recomendaciones te ayudarán a lograrlo.

El secreto

¿Sabías que la piel de tus labios es mucho más delgada que la del resto de tu cuerpo? Por esta razón (entre muchas otras), se trata de una zona delicada, propensa a la resequedad y sensible a los cambios de clima. Pon atención, pues cuando tus labios están agrietados, es señal de que tu cuerpo está deshidratado o necesita vitamina B2.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

En el blanco

Dientes blancos + labios sonrosados = ¡sonrisa perfecta! Pon atención al tono de tu dentadura. Si deseas blanquear visualmente su apariencia, elige labiales con pigmentos azulados, como los ciruelas, morados, vinos y algunos rosas. Aléjate de los corales y naranjas, pues acentúan el problema.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Labios de seda

Al desmaquillarte estás exfoliando tus labios. Por ello no es necesario que retires las células muertas con frecuencia. Sin embargo, si los tienes muy secos y con pellejitos, es recomendable aplicar una mascarilla especial. Mezcla una cucharadita de miel con una de bicarbonato de sodio, hasta conseguir una pasta. Aplícala y déjala actuar durante un par de minutos. Frota (muy) suavemente. Luego, lava con agua tibia y jabón neutro. Por último, hidrata la zona con un poco de aceite de oliva.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Enemigos comunes

El estrés, el clima extremo (muy frío o caluroso) o el consumo de alimentos con mucha sal pueden hacer que los labios sean vulnerables. Para reforzar la protección natural, utiliza un bálsamo con factor de protección solar. Recuerda que la película hidrolipídica (escudo natural) también se debilita cuando te lames los labios o te quitas la piel con los dedos.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Cuidados básicos

¿Te consideras adicta al bálsamo de labios? Pues no, no lo eres. Las barras hidratantes no contienen ninguna sustancia que genere dependencia. Sin embargo, algunos productos huelen y saben tan bien que, inevitablemente, terminamos chupándonos los labios. Lo que, a su vez, ocasiona que resequemos la zona y, por ende, necesitemos aplicarnos más. ¿La solución? Nutre la zona durante la noche. Mientras tú duermes, tus labios aprovecharán los beneficios del tratamiento.

Fotos: Shutterstock

Fotos: Shutterstock

Al natural

Si estás harta de la sensación pegajosa de los glosses y de algunos humectantes, no estás sola. De hecho, para satisfacer a las mujeres inconformes, las principales firmas de belleza han desarrollado nuevas fórmulas, más ligeras y con diferentes acabados (mates, cremosos,  brillantes e, incluso, híbridos, mezclas entre mate y satinado).

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Súbele de volumen

Si deseas presumir una boca carnosa como la de Angelina Jolie, te tenemos dos noticias. La mala es que sólo un hábil cirujano puede conseguirlo. La buena es que existen productos que hinchan leve y temporalmente la zona. Ahora que si quieres aportar más volumen, considera que los colores claros y las texturas brillantes lograrán que tus labios se vean más gruesos. Tip: aplica un toque de gloss en el centro.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Nota roja

Y los maquillistas, lo saben, lo saben. El labial rojo es el stiletto del maquillaje. Su efecto es inmediato, ilumina la piel y le da un toque sexy a tu imagen. Sin embargo, para conseguir un efecto sorprendente, deja que toda la atención se centre en tu boca, y utiliza sombras suaves en tus ojos.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

A tono

Si tu piel es clara, usa una paleta de labiales en tonos carmín, marrón y rosa; si es aceitunada, te quedarán mejor los cafés, marrones o brillos traslúcidos; si es oscura-clara, opta por los naranjas y rojos, y si es muy oscura, ¡felicidades! Todos los tonos te quedan (con excepción de los muy rojos o cafés).

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Duración

Muchos labiales prometen horas de color intenso, pero, la verdad, un sencillo truco para prolongar su brillo es usar un delineador de labios. Te ayudará a definir su contorno y evitará que el labial o el gloss se corra. Al momento de usarlo, evita transformar radicalmente la forma de tu boca, ¡el resultado es fatal!

Por Beatriz Velasco

You Might Also Like

Previous Story
Next Story