Beauty Tips

SALUDO AL SOL

Estas vacaciones, ¡date un baño de luz que ilumine tu piel de forma segura!

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

En realidad, las quemaduras solares son el menor de los males; pero como sabemos que estás muy conciente de las consecuencias de tomar el sol sin protección, mejor te damos consejos para disfrutarlo sin consecuencias negativas.

Las horas marcadas

Entre las 12 y las 16 horas se presentan los índices más altos de radiación, por lo cual, evita tumbarte directamente bajo el sol durante ese periodo de tiempo. ¡Son sólo 4 horas! Éstas las puedes invertir en dar un paseo, salir a comer o leer bajo una palapa.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

¡Es simple!

Así como el calor evapora el agua, estar bajo el sol deshidrata tu cuerpo. Durante las vacaciones, aumenta la cantidad de líquidos que consumes (recuerda que las frutas también cuentan). No sólo tu organismo se verá beneficiado, tu piel estará más humectada y elástica.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Falsa protección

Si crees que salir a caminar, andar en bicicleta o ponerte a correr no es tomar el sol, ¡estás equivocada! Cualquier actividad al aire libre implica asolearte. Así que, ¡protégete! Toma en cuenta que las orejas, los labios, las manos y los pies también requieren protección.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

¿Nubes con FPS?

No, no existen. Así que, por más nublado que veas el cielo, corres el riesgo de sufrir quemaduras solares. Por ello, usa crema bloqueadora siempre. Sobre todo si vas a estar sobre cualquier superficie reflejante, sea agua, nieve o arena.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Efecto lupa

Después de nadar, sécate perfectamente; cada gota de agua sobre tu piel funcionará como lupa, amplificando el poder de los rayos solares y provocando quemaduras. Esto es independientemente que uses bloqueador a prueba de agua.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Poco a poco

¡Tómalo con calma! Si vas a broncearte, organízate para ir aumentando de forma progresiva y paulatina la cantidad de tiempo de exposición. Es decir, comienza con 20 minutos al sol, reposa 30 y, poco a poco, ve invirtiendo la cantidad de tiempo de exposición y de reposo. Aunque se supone que las pieles morenas tienen mayor tolerancia, también pueden sufrir quemaduras.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Alimenta tu piel

Zanahoria, mango, melón, jitomate, brócoli, calabaza, espinacas, acelgas, lechuga y pimientos son alimentos que contienen betacarotenos (precursores de la vitamina A). Su consumo mejora la tersura de la piel; por lo que, unos 15 días antes de tus vacaciones, hazlos parte fundamental de tu dieta.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Aplícate, aplícate, aplícate

Para que el bloqueador se absorba completamente, debes aplicártelo media hora antes de exponerte al sol. Y después, reaplicar y reaplicar y reaplicar cuantas veces sea necesario. Sobretodo después de nadar o darte una ducha con agua fría.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Antes y después

Si quieres conseguir un mejor bronceado, unos 10 días antes de tu primer baño de sol, hazte un peeling corporal para ayudar a  retirar las células muertas. Y para conservarlo, utiliza autobronceador, para que acentúes el tono dorado.

Por Beatriz Velasco

You Might Also Like

Previous Story
Next Story