Chicos

¡NO GOOGLES A TUS DATES!

No hay nada más freaky que una chica stalker, ¡detente y evita googlear a tu cita!

Foto: [Photo vía: resized]

Foto: Resized

Se trata de un fenómeno llamado “pre-citas”en el que muchas chicas se convierten en detectives en línea, investigan sobre el trabajo de su date, su lista de reproducción Spotify y sus lugares visitados con anterioridad. Pero, ¿es esto algo inteligente? Tal vez lo único que logres es espantarlo y que se aleje de ti totalmente. Lo mejor es irlo conociendo conforme el tiempo y deja tu papel del FBI para otra ocasión. Recuerda que al no haberlo tratado con anterioridad puedes malinterpretar muchas de las cosas que encuentres.

Foto: [Photo vía: TEEN]

Foto: Teen

 ¿Qué es “pre-dating“?

Pongámoslo así, el chico que tanto te observa en el gym te ha invitado a salir. Obviamente intercambian sus teléfonos para poderse comunicar, y tal vez hasta su correo electrónico; pon atención porque ahí es cuando comienza el pre-dating que debes evitar. Hoy en día con sólo tener el nombre de una persona o su correo puedes hacer una búsqueda intensa en Facebook o en Twitter, ¡alto, no lo hagas! Ya tendrás una cita con él y podrás conocerlo, pero no hagas una investigación previa. Un estudio afirma que el exceso de información es perjudicial, tanto que esto podría ser un freno para que pudieras entablar una relación más seria con él.

Foto: [Photo vía: Czin]

Foto: Czin

Tendrás que fingir

Si ya investigaste a un chico, tu conversación no será auténtica porque tendrás que aparentar que no sabes nada cuando lo sabes todo. Necesitarás comparar lo que él te dice con lo que buscaste en la red. Además, estarás obligada a fingir sorpresa “¿¡ah, estudiaste en esa escuela?!” cuando él te revela algo que ya conocías. Es como si estuvieras leyendo notas para recordar un guión, no será divertido y muy poco autentico. Tal vez hasta te termines aburriendo de escuchar lo que ya sabes, y que por obvias razones no deberías saber.

Foto: [Photo vía: Womans]

Foto: Woman’s

Harás suposiciones

Como la información que tienes sobre ese nuevo chico es limitada, cualquier cosa que sepas tomará un exagerado grado de importancia. Pero la opinión que te formas de él basada en “datos” que recopilaste en la red, probablemente será tergiversada. Si lees que él vive en un lujoso barrio o lo ves en una foto rodeado de tiburones, sacarás tus propias conclusiones, a menudo incorrectas. Deja que él te lleve poco a poco a su vida y conozcas más sobre él, no trates de averiguarlo todo en un día.

Foto: [Photo vía ensegundos]

Foto: [Photo vía ensegundos]

Sentirás que lo conoces

Saber tanto sobre un chico crea una especie de aproximación artificial en tu mente. Eso te da un falso sentido de seguridad, por ejemplo, podrás llegar más lejos que de costumbre en cuanto al sexo. Eso también alimenta el sueño de un ficticio futuro juntos, puede que ya te imagines una noche juntos mirando su película favorita, y quizás no suceda así lo que te hará sentir desilusionada sin razón.

Foto: [Photo vía: psychologies]

Foto: Psychologies

Te engañarás a ti misma

Esto es lo peor que puede pasar después de googlear a tu date: descubrir vía online que él estudió en la mejor escuela de ingeniería o que trabajó para una gran empresa por muchos años no es tan divertido como enterarte de primera mano. Eso te quita la alegría de oírlo de su boca, y como mencionamos en un punto anterior, esto terminará por aburrirte o tal vez hasta te des cuenta que el convertible de la foto sólo era rentado o es de su primo, ¡oh decepción!

Evita a toda costa investigarlo, ¿recuerdas cuando no existían estas redes sociales? Todo se daba de manera natural y espontánea, imagina que no existen estas herramientas y permítete disfrutar de una nueva aventura con esta cita que te han propuesto, no hay nada más cool que la espontaneidad.

You Might Also Like

Previous Story
Next Story